[rockyou id=68537923&w=426&h=320]

Nos hemos regalado una tarde preciosa y merecida. Éramos muchos y diversos; de aquí, de allá, jóvenes, mayores y jóvenes en tránsito (me gusta la expresión).

Ha sido una magnífica lección de ciudadanía promovida por mujeres y hombres que han decidido tomar la palabra, libremente, por sus derechos -por los de todos-, y por el pueblo en el que vivimos.

Un Manifiesto nítido a favor de lo que Rocafort merece.

¡Enhorabuena!

Anuncios