Lunes 18 de junio de 2007

Visito las oficinas municipales, el colegio San Sebastián, la Casa de Cultura y el Centro de Día. (La cortesía es importante; fundamental -diría yo- en la práctica política)

Creo en la frase que repito a los trabajadores cuando me presento, “estoy a vuestra disposición porque comparto con vosotros el hecho de ser una trabajadora al servicio de la administración pública”. Hay agradecimiento en muchas miradas, pero también hay sorpresa. A mí lo que me sorprende es la cinta publicitaria del PP de Rocafort del “porta-móviles” que luce alguien en sus labores de atención al público.  Sonrío.

Solicitamos por escrito una información que no fue presentada -como es preceptivo, de acuerdo con el artículo 36.2 del ROF- durante el pleno de constitución del ayuntamiento: el inventario del Patrimonio de la Corporación. Quizá fue un olvido.