el-roto.gif

Comprendo el estado de ánimo de los que han perdido, pero es difícil aceptar las formas que algunos de ellos emplearon en Rocafort al conocer su derrota.

Saber perder es difícil; y la manera en la que manifestamos el fracaso cuando nos llega, nos califica.

En Rocafort existen algunos personajes fuertemente ligados al PP, que no saben administrar sus triunfos y mucho menos sus derrotas. No son muchos, pero sí los suficientes como para conseguir enturbiar los lugares que frecuentan.

Durante los últimos tiempos se han dedicado a sembrar dudas, incertidumbres y sospechas saltándose los límites del respeto a las instituciones democráticas. Y han mentido y han acusado con absoluta impunidad, utilizando vilmente los resortes afectivos que conmueven a la mayoría de la sociedad.

Este tipo de individuos pervierten a su antojo los usos de la Democracia para servirse de ella, y eso es un peligro que pone a prueba gratuitamente los principios básicos de nuestro sistema.

 Evitar que las palabras y las acciones de estos personajes embrutezcan la convivencia y espesen las relaciones, es labor de todos: de quienes hemos ganado en esta jornada electoral, y de quienes han perdido.

Unos y otros vivimos juntos, y cabemos todos. Sí, cabemos todos.

Anuncios