12 de mayo de 2008, lunes

La ideología, al Presupuesto. Números cantan y el PP,  por boca de Alerjandro Llácer, lo confirma: “¡queremos seguir construyendo en este pueblo!” (sic).

El concejal de Hacienda califica de “cauto” el Presupuesto que presenta. Veamos.

¿En qué basa sus esperanzas para los INGRESOS de este año?: En un préstamo bancario, en un aumento de la recaudación (que sueña) del 215% por impuesto sobre las construcciones, en un aumento de la recaudación (que sueña) del 300% por tasas de concesión de licencias; y sumándole al presupuesto de este año el dinero que tenían previsto para Inversiones (obra púlica)  que no hicieron durante el ejercicio de 2007. Pero no solo eso, sino que con ese préstamo pagarán una parte importante del dinero que en 2007 tenían que haber invertido en diversas obras que no llegaron a ejecutar.

El alcalde en funciones, Javier Almela (Pipo), me ha concedido 10 minutos (de reloj) para explicar nuestra postura sobre los Ingresos y los Gastos, para requerir aclaraciones, para solicitar información que no constaba en el expediente,  para debatir sobre las propuestas del equipo de Gobierno, y para demostrar nuestra preocupación sobre la crisis financiera que se nos avecina (y que el Interventor, en su informe, vaticina)

Alejandro Llácer, en su segundo turno de intervención, ha sacado la espada de la demagogia para defender este presupuesto como el mejor posible para satisfacer las necesidades de los vecinos de Rocafort. A saber: un Trola-Bús estupendo, una Escuela Infantil Municipal que es el orgullo de los padres y las madres de los niños que acuden a ella, y unas previsiones de aumento de la construcción de nuevas viviendas que es el colmo de la dicha a la que Rocafort está condenado a aspirar.

He dispuesto de 6 minutos más (de reloj), para rebatir una Plantilla de Personal ficticia; un Centro de Día que sólo este año costará de mantener 180.000€ sin que se sepa todavía, A FECHA DE HOY, cómo se va a gestionar, ni cuándo se abrirá al público; una Casa de Cultura con DOS funcionarios del grupo D (con “D” de “dedo”, y D, de auxialiares administrativos), que se repartirán oficialmente 100.000€; y los motivos -razonados- por los que emitíamos nuestro voto en contra del Proyecto del Presupuesto que ha presentado el PP.

Dieciséis minutos para debatir el Presupuesto Municipal de 2008.

No ha estado Sebastián Bosch, que firmó un decreto delegando sus funciones de alcalde desde el 30 de abril hasta el 14 de mayo. Tal y como he manifestado en el Pleno, al grupo municipal socialista no nos hubiera importado esperar 48 más para que el alcalde asumiera sus responsabilidades y hubiera presidido esta sesión; y más, cuando hemos esperado desde el 31 de diciembre de 2007 a que se convocara el Pleno del Presupuesto.

Sí que ha asistido Jesús F. Quiñonero. Hoy le necesitaban para asegurarse la mayoría absoluta. No ocurrió así en el Pleno del pasado 7 de abril, en el que le obligaron a ausentarse para evitar que se desmoronara al tener que responder por lo sucedido con los cobros irregulares en la Casa de Cultura durante su etapa como concejal responsable. Los 1.000€ que cobra mensualmente pagan su silencio, su ausencia o su presencia anodina.

Peros los 25€ que cobraré por mi asistencia al Pleno de hoy, sí pagan la explicación de la verdadera cara de este Presupuesto, que relataré en días sucesivos.