5 de septiembre de 2008, viernes

Hay alboroto. Lo sé. Hay noticias que corren de boca en boca, y os cabrean. Lo sé. Hay extrañeza y muchas dudas. También lo sé.

Y esta es la verdad:

  • Es cierto que llevo UN AÑO pidiéndole al alcalde que nos sentemos para analizar las Fiestas, y replantearlas. ¿Por qué? porque la participación es cada vez más baja, y el aburrimiento está degradándolas hasta el extremo de que llegarán a perderse las tradiciones que sí merecen conservarse. Sin respuesta.

 

  • Es cierto que creo que en pleno siglo XXI las Fiestas no pueden hacerse solamente con el esfuerzo de unos pocos, (y cada vez son menos), y que parte de los ingresos se recauden a costa de la venta de alcohol. Por eso estoy empeñada en que nos sentemos a hablar, a poner ideas sobre la mesa, a debatirlas y a tomar acuerdos que beneficien a las Fiestas y a los vecinos.

 

  • Es cierto que le planteé al alcalde, antes del discomóvil del Carnaval, que situara zonas de aparcamiento FUERA DEL CASCO ANTIGUO, y le propuse el polígono y la zona de “el Bovalar” (tomando las medidas de seguridad imprescindibles). Sin respuesta.

 

  • Es cierto que le envié un escrito pidiéndole una reunión ANTES DEL DISCOMÓVIL DE HOY, para conocer qué medidas tiene planteadas para atender la seguridad, la vigilancia, el control del tráfico y la limpieza para esta noche. Sin respuesta.

 

  • Es cierto que le pedí que nos ASEGURARA que TENÍA TODO ORGANIZADO PARA QUE EL DISCOMÓVIL SE DESARROLLARA DENTRO DE LOS LÍMITES RAZONABLES (impedir el consumo de alcohol a menores, evitar los botellones en calles y plazas del municipio, controlar las peleas que se forman fuera de la plaza Mayor, poner medios para que orinar en plena calle deje de ser otra fiesta más, vigilar las calles y plazas para que la suciedad, vidrios, vómitos, orines, tráfico descontrolado, coches con la música a tope, etc. etc. no conviertan a nuestro pueblo en un vertedero incontrolado). Sin respuesta.

 

  • Es cierto que AYER JUEVES, al no tener NINGUNA INFORMACIÓN AL RESPECTO, le recordé cuáles son sus competencias y sus responsabilidades en el cumplimiento de la Ley sobre todo lo anterior, y LE PEDÍ LO SIGUIENTE:

 

  1. “Que en el caso de no tomarse las medidas preventivas DENTRO DEL MARCO LEGISLATIVO VIGENTE, que aseguren y preserven el desarrollo del Discomóvil programado para mañana viernes, proceda a su suspensión.
  2. El resarcimiento económico, en su caso, de las pérdidas que ocasionara a la Clavaría del Rosario”

Todo lo anterior es la verdad.

Pero también es verdad esto:

Quiero que el Discomóvil sea una fiesta a tope para todos vosotros, pero no quiero que os sintáis inseguros en cualquier otra zona del pueblo.

Quiero que no haya problemas que os arruinen la noche, porque no quiero que sea un mal trago que querráis olvidar.

Quiero que vuestros padres y madres tengan una mínima tranquilidad, porque no quiero que pasen media noche en vela escuchando gritos y peleas, y con el corazón encogido.

Quiero que los menores vean que las Fiestas son música a tope, y risas y amigos que se encuentran, pero no quiero que los menores de 18 años, incluso niños y niñas entre 12 y 15 años, consigan alcohol en los chiringuitos de las Clavarías y puedan beberse un cubata en plena calle como si fuera lo más normal del mundo; o que crean que hacerse una raya de coca no debe ser tan malo porque en cualquier esquina hay alguien haciéndosela.

Quiero que Rocafort amanezca limpio, porque no quiero que nos recuerde el escenario de una batalla campal.

Quiero que la gente de otros pueblos acuda a las Fiestas de Rocafort porque son las mejores por su calidad, por lo divertidas que son, y porque la marcha que hay es envidiable; pero no quiero que vengan porque aquí es posible hacer de todo, en cualquier sitio, de cualquier manera y con permiso de la autoridad.

Sé lo que quiero y lo que no quiero.

Y pienso en todos vosotros y en todas vosotras; pero pienso también en otros muchos que también son jóvenes pero no les va ese rollo; y pienso en vuestros padres, y pienso en vuestras familias, en vuestros vecinos… es mi obligación: pensar y aportar soluciones.

Divertíos mucho esta noche: con el corazón y con la cabeza!!!

Un beso enorme.

Anuncios