30 de diciembre de 2008, martes

Sol naciente by Cgalarza.

Vamos a estrenar la última madrugada del año.

 Viviré el último día de 2008 recordando con inmenso cariño a las personas que quiero, y a las que me quieren; a las que tenga cerca, y a las que no.

No olvidaré lo que he aprendido, sabiendo que aún tengo tiempo -y unas ganas enormes- para seguir aprendiendo.

Recordaré con ternura a  la gente que se me ha ido, a Salvador, en trágico silencio el último día de Navidad.

Rayos de despedida by suaFBlond.

Cocinaré una suculenta cena que compartiré con mi hija y con mi marido, y con mi amigo Boro, y con una parte de mi familia paterna que viaja adrede desde Barcelona para que estemos juntos.

Ultimaré detalles como cualquiera, y como si tras el año que vence seamos nosotros mismos quienes ganamos todo.

Hay quien dice que mantener un blog personal es una forma de mirarse el ombligo; yo creo que es verdad, y que es buena cosa. Porque es necesario mirarnos el ombligo para reflexionar sobre nosotros mismos y explicar lo que sentimos y en lo que creemos.

Eso, también lo he hecho durante 2008.

¡Feliz 31 de diciembre de 2008!