27 de febrero de 2009, viernes

(sábado 7 de marzo de 2009.    He comprobado que este “post” puede no estar claro para algunos lectores; lo escribí tras leer los comentarios sobre el reciente viaje particular del alcalde a Méjico durante sus vacaciones, que fueron incluidos en otro “post” que nada tenía que ver con eso.

Como he escrito en innumerables ocasiones, las actividades privadas de las personas son eso: PRIVADAS; y el viaje del alcalde no constituye ningún delito, ¡¡por Dios!!

El problema, sin embargo, se plantea cuando una funcionaria se ha ausentado de su puesto de trabajo durante varios días sin que exista ningún tipo de permiso o de licencia tramitada que se lo permita. Eso sí que importa, porque es evidente que el trato que pueda estar recibiendo perjudica al resto de los empleados. Por esa razón, expuse en este “post” la aclaración sobre los hechos; determinando con claridad que la vida privada, -repito: la vida privada- es una cosa bien distinta a la gestión del interés general y público)

Que no, que no … que no importa la vida privada de nadie. Que no importa adónde viaje nadie durante sus días libres. Que no importa las razones por las que lo hace. ¡No importa!

Lo que sí que importa es si ese alguien es un funcionario público y no ha tramitado los permisos oportunos.

Lo que sí que importa es cómo ha podido ausentarse de su lugar de trabajo durante varios días seguidos sin que nadie, y digo nadie, sepa nada.

Lo que sí que importa es saber por qué algunos empleados públicos del Ayuntamiento disfrutan de un “estatus” especial frente al resto.

Y lo que sí que importa es saber quién los ampara, quién los protege y por qué.

Cabría una pregunta más: ¿por qué quien lo hace cuenta con el consentimiento -tácito o no- del resto de los miembros de su gobierno?

Todo lo demás, ¡no importa!

Por eso, porque lo ÚNICO que es RELEVANTE en todo esto es la actuación improcedente de una funcionaria pública, hemos pedido por escrito al alcalde , Jefe de Personal del Ayuntamiento, y al secreratrio general de la Corporación, máxima autoridad administrativa, que emitan el informe preceptivo para aclarar los hechos.

Si pincháis en este enlace, podréis leer el documento que presentamos por el Registro de Entrada ayer, 27 de febrero de 2009. http://socialistes-rocafort.com/documentos/escritos_gms/ausencia_funcionaria.pdf

Anuncios