4 de agosto de 2009, martes

Esta era la cita para ayer lunes 3 de agosto, a las 21h., que había convocado el concejal de Urbanismo con los comerciantes de la zona afectada por las obras:

http://socialistes-rocafort.com/documentos/convoc_comerciantes.pdf

Y allí estuvieron los comerciantes, en la puerta del Ayuntamiento esperando. Y esperando.  Salvo ellos, y una representante de la empresa adjudicataria, nadie más. Las puertas cerradas.

El alcalde, de viaje en Madrid, había olvidado la cita (¿en Madrid un lunes 3 de agosto?). Del concejal de Urbanismo, nadie daba razón.

La indignación cundió, y esta mañana hervía por las esquinas.

Dirán los amantes-bandidos  -«¡Seré tu amante ban-di-do, bandido…!»–  (idea original: Miguel Bosé) de este bendito pueblo nuestro lo que quieran, pero a las pruebas me remito.

Que entonen pues un lo siento y que no lo olviden: «amar significa no tener que decir nunca lo siento [a las personas que amas]».