9 de septiembre de 2009, miércoles.

Pausa…¡tiempo!

Quisiera intervenir en los debatesque habéis iniciado, pero me lo impide no poder conectarme con la frecuencia que quisiera porque estaré fuera de Rocafort hasta el domingo.

Releo a toda prisa las decenas de comentarios que escribís para poder autorizarlos con la seguridad de que no habrá nada que afecte a la vida privada de las personas, y, particularmente, de las que no comulgan con el espíritu de este blog o con los contenidos de mis “post”.

Os pido tiempo para poder unirme a vuestros comentarios y opinar sobre algunas de las intervenciones escritas que no comparto en absoluto; y os pido tiempo para que vosotros y vosotras, reflexionéis sobre algunas afirmaciones y algunas dudas deslizadas con muy poca elegancia.

¡Tiempo…!! (es el mejor antídoto contra la incontinencia verbal -y escrita-)

Besos.

Anuncios