25 de septiembre de 2009, viernes

Ya tenemos al culpable: “¡la culpa es del cha-cha-chá …!”

Que en la comisión de Hacienda de hoy viernes, el PP haya tomado la decisión de subir el impuesto de circulación, el precio público de todas las actividades (?) de la Casa de Cultura, y el precio mensual de la Escuela Infantil Municipal.

Que el presidente de la comisión -inefable Llácer– haya anunciado que para el próximo año la Casa de Cultura reducirá aún más sus actividades (?)

Que el mismo Llácer nos haya dejado pasmados a Luís y a mí -a pesar de que ya es un comportamiento habitual- con un repertorio displicente de desprecios, acusaciones, gestos autoritarios, gritos, comentarios jocososos (ahí estaban las chicas del PP, Navarro y Llorens, para jalearle en su particular descenso a los infiernos), y risas desternillantes fuera de lugar.

Que todo eso haya sucedido esta mañana a primera hora, tiene -según voces tan autorizadas como la del propio Llácer, o las de las chicas del coro (Carla y Ana)- un único culpable: ahí va su nombre, Z-a-p-a-t-e-r-o.

Disiento.  Al pelo, Gabinete Caligari:

“[…] Y yo bolinga, bolinga, bolinga
haciendo frente a la situación
con torería y valor

[…]La culpa fue del Cha-cha-chá
sí fue del Cha-cha-chá
que me volvió un caradura
por la más pura casualidad”

¡Pues bien empezamos el nuevo curso!

 

Anuncios