21 de octubre de 2009, miércoles

Suena bien.

Podría ser que los jueves los dedicaramos a lograr milagros cotidianos. El jueves siempre es esperanzador; su proximidad al fin de la semana nos estira el ánimo, y no hay nada mejor para perpetrar un milagro que la voluntad de creer. (Para creer -eso ya lo sabíamos- basta el valor de ponerse manos a la obra.)

Mañana jueves 22 de octubre, los concejales del grupo municipal socialista queremos que sea día de milagro: un milagro común, de ésos que no necesitan para manifestarse otra cosa que no sea el deseo de que ocurra, y la curiosidad de observarlo.

Podrá parecer que me he puesto trascendente: ¡nada más lejos de la realidad!, porque la realidad que percibís es de la que queremos que vosotros nos habléis, y la que observamos nosotros -con pelos y señales- es la que os expondremos.

Nos vemos MAÑANA JUEVES, A LAS 8 DE LA TARDE, EN EL SALÓN DE PLENOS DEL AYUNTAMIENTO para asistir juntos al milagro de escucharnos y de entedernos.

Hasta mañana.

Anuncios