9 de enero de 2010, sábado

La Cuenta General de un ejercicio presupuestario, es el documento completo que debe incluir pormenorizados los datos de los Ingresos y de los Gastos que ha habido durante el año.

El Pleno recibe el expediente y se pronuncia al respecto.

En nuestro Ayuntamiento, como ya es habitual, la Cuenta General del año 2008 pasó por sesión plenaria varios meses después de que finalizara el plazo; sin embargo no se nos permitió, ni antes, ni durante, ni después de esa sesión,

  • ni consultar los expedientes de los Programas de Garantía Social -PGS- y de los Programas de Cualificación Profesional Iniacial -PCPI-, (los grandes contenedores en los que se depositaron más de 200.000€ de dinero público, sin que se conozca ni su rendimiento formativo ni su utilidad en el tejido laboral del municipio, salvo el beneficio económico que repercutió  exclusivamente en los salarios de quienes los dirigieron: Víctor Marco, Tamara Barreiros y Mª José Alfonso, y en las gratificaciones de quien los coordinó: M. Dolores Granell)
  • ni consultar los expedientes de gastos y las obligaciones reconocidas de varias partidas: Atenciones protocolarias y representativas de los órganos de gobierno y de la administración general, Comunicaciones telefónicas, Cánones, Asesoramiento Jurídico, Locomoción de órganos de gobierno, Contratos temporales, Productividad, Gratificaciones, Energía eléctrica de edificios, Limpieza de edificios, Retribuciones del personal laboral y del Taller de Empleo, Honorarios a profesionales independientes, Alumbrado público, Servicio de limpieza y recogida de basuras extraordinarios, Actividades y Programas del Centro Juvenil, Gastos corrientes de los PGS, Inversiones de los PCPI …
  • ni consultar la documentación que justifica los ingresos contabilizados en las partidas de: Aprovechamiento urbanístico, Indemnizaciones por siniestros, Subvención PGS, y Aplicación para financiación de Créditos. Ni la que justifica los gastos contabilizados en las partidas de: Obras de urbanización del PAI Bovalar, Indemnizaciones y Obras del Plan de Ahorro Energético.

A pesar de la efectiva política de ocultamiento que practica el equipo de gobierno municipal, el trabajo diario que desarrollamos y el esfuerzo que aplicamos a nuestra labor nos ha permitido presentar un total de 20 RECLAMACIONES, OBJECIONES Y OBSERVACIONES a la Cuenta General de 2008.

 El documento, que es público, es muy extenso (24 páginas); pero vale la pena resaltar algunos puntos porque únicamente es posible comprender el estado de degradación municipal en materia política y económica -y, por lo tanto, social y cultural también- , con datos y hechos.

Y a los hechos y a los datos me remito:

  1. Existen dudas razonables de que todos los decretos firmados por el alcalde en materia económica, hayan sido informados por la Intervención municipal. Hay ejemplos: las modificaciones de los contratos de los tres empleados temporales -sin convocatoria pública-  que impartieron los PCPI de Viveros y Floristería, y FTC de Serigrafía, que vieron incrementadas sus nóminas desde el 1 de noviembre de 2008 y hasta el 30 de junio de 2009. Y los pagos efectuados al arquitecto sr. Trenor por decreto del alcalde del 29 de agosto de 2008.
  2. Sigue sin existir lo que venimos reclamando desde que entramos en el Ayuntamiento, en junio de 2007: un Inventario Municipal de Bienes; lo que impide conocer la composición y la situación del patrimonio municipal.
  3. La decisión del concejal de Hacienda, Alejandro Llácer, de no cambiar la estructura presupuestaria, dificulta aún más el análisis de los costes reales y el rendimiento efectivo de determinados servicios municipales. Lo que les permite “maquillar” los gastos, y por consiguiente, reducir irresponsablemente la eficiencia de la gestión pública.
  4. Los más de 500.000€ de Ingresos que fueron anulados como “corrección de saldos contables” en el pleno del 7 de octubre de 2008, no se justifican en absoluto con la documentación que aportaron.

             Repasando las pocas actas de las que disponemos de plenos celebrados antes de nuestra llegada al ayuntamiento en junio de 2007, hemos sabido que 4 años antes, en 2004, por el mismo procedimiento se anularon más de 900.000€. Es decir, que entre 2004 y 2008, el PP anuló Ingresos pendientes de cobro por un valor de más de UN MILLÓN CUATROCIENTOS MIL EUROS (1.400.000€)

      5.   Las Bases de ejecución del Presupuesto de 2008, establecían que las entregas de efectivo “a justificar” debían resolverse en un plazo máximo de tres meses; y que no podría entregarse cantidad alguna, mientras no se hubiera justificado la anterior. Por el contrario, existen dos “pagos a justificar” autorizados por el alcalde a él mismo, de fecha 21 de octubre y 31 de octubre de 2008, por valor de 1.000€ cada uno, que no fueron justificados al finalizar el ejercicio.

      6.   Los gastos de Personal de 2008, supusieron un 50% del Presupuesto (3.038.966,47€); de esa cantidad, si excluimos lo que nos costó el alcalde y sus concejales, más del 56% corresponde únicamente a Personal contratado temporalmente.

      7.   Un año después de que se iniciara la formación de diversas Bolsas de Trabajo, y que los aspirantes ingresaran más de 8.000€  por tasas de derecho a examen,  los contratos temporales siguen siendo una cuestión personalísima del alcalde sin que hayan entrado en funcionamiento todavía las Bolsas que se crearon.

      8.   La disciplina urbanística y el control ambiental son funciones públicas que, en nuestro Ayuntamiento, se confían a técnicos que no han acreditado ni los conocimientos propios de su titulación académica, ni su formación para desempeñar responsabilidades propias de funcionarios públicos. Por esa labor, tienen asignada una percepción mensual; pero, además, esos mismos técnicos resultan ser  adjudicatarios directos de la práctica totalidad de los proyectos municipales que han de redactarse, y por ese trabajo cobran también sus honorarios como “profesionales independientes”.

      9.   La Casa Bou fue adquirida por el Ayuntamiento para convertirla en Casa Consistorial. De eso hace ya varios años. Durante todo este tiempo, centenares de miles de euros han sido destinados a ese edificio sin que se haya elaborado nunca un diagnóstico general sobre su estado, y sin que haya un proyecto técnico global en el que se justifiquen las actuaciones previstas y las condiciones de seguridad y accesibilidad del edificio como corresponde a una inversión de uso público.

   10.  En 2008 se creó un Taller de Empleo en Casa Bou, sin que el Pleno tuviera la oportunidad de conocer y determinar los objetivos que habían de alcanzarse.  En ese año, con una media de 40 trabajadores, el gasto contabilizado únicamente en Personal ascendió a más 515.000€. No consta ninguna Memoria sobre los resultados obtenidos: ni de los niveles de formación alcanzados por el personal contratado, ni de su insercción en el mercado laboral. No existe ninguna evaluación sobre los costes directos e indirectos que el Ayuntamiento ha de soportar.

  11.    Los PGS (Programas de Garantía Social) son actividades opcionales de los Ayuntamientos; por lo tanto, es necesario un acuerdo del Pleno para valorar su necesidad y su viabilidad. En Rocafort se vienen desarrollando desde hace muchos años: no existe acuerdo plenario que los haya autorizado. La práctica totalidad del alumnado la componen vecinos de otros municipios, por lo que resulta difícilmente justificable que el Ayuntamiento de Rocafort haya de asumir la impartición de esos programas.

12.     Según la confusa documentación a la que hemos podido acceder, los PGS de 2008 se barajan junto a Talleres de formación para la Contratación, y a Talleres de Cualificación Profesional Inicial. La Memoria de todos esos programas consta de un único folio rubricado por la coordinadora, M. Dolores Granell, en el que ni proporciona información sobre el desarrollo y los objetivos alcanzados, y en el que los datos económicos ni siquiera coinciden con los que aparecen en la Liquidación del Presupuesto de 2008.

13.    Obras en el Casino. A mediados de agosto de 2006 se licitó por urgencia la obra “Acondicionamiento locales musicales”. Se adjudicó un año más tarde por un valor de 40.000€. No hay ni rastro de esa actuación en el presupuesto de 2007.  A mediados de diciembre de 2008, los alumnos del Taller de Empleo de Casa Bou estaban realizando obras en el Casino, mientras un cartel junto a la puerta anunciaba escuetamente: 

Consolidación, adecuación y mejora de locales musicales “el casino” 

Presupuesto: 40.000€

Construye: Alesa Proyectos y Contratas, S.A.

14.    Se han cargado al presupuesto de 2008, facturas de suministro de energía eléctrica, de mantenimiento de infraestructuras y de prestación de servicios, que corresponden a una zona del suelo urbano que, según afirma el propio gobierno local, son viales de titularidad privada.

15.    En marzo de 2007 (dos meses antes de las pasadas elecciones municipales), el Ayuntamiento aprobó la concesión del servicio municipal de saneamiento (alcantarillado) a una empresa privada. Por ese contrato, recibió 650.000€ que no fueron destinados a ese servicio. Ese ingreso, en nuestra opinión, tuvo el efecto de un crédito a largo plazo que la empresa adjudicataria recobraría a través de los ingresos de los usuarios por las tarifas. Durante todo el año 2008 (y, al menos, desde noviembre de 2007) la empresa adjudicataria (Aguas de Valencia) ha venido cobrando indebidamente tarifas que nunca han sido publicadas en ningún diario oficial.

16.    Durante 2008 (y, desde diciembre de 2006), el Ayuntamiento ha mantenido en situación irregular la explotación por particulares de dos instalaciones municipales: el Kiosoco de la plaza de España y el Bar del Polideportivo. Durante todo ese tiempo las arcas municipales no han ingresado ni un solo euro por el uso privativo de esos espacios públicos.

Este “post” es un despiece de parte de las objeciones que hemos presentado a la Cuenta General de 2008. Os aseguro que cada uno de los puntos que, con mayor o menor fortuna, he tratado sucintamente, merecen una reflexión.

Entérate y piensa, porque todo esto también tiene que ver contigo.

Anuncios