29 de enero de 2010, viernes

Habrá quien piense que hagamos lo que hagamos, digamos lo que digamos, encontremos lo que encontremos, señalemos lo que señalemos, y denunciemos lo que denunciemos, de nada sirve.

Los hay. En mi opinión, son aquellos que fueron arrojados a la resignación hace años -incluso en contra de su voluntad-, y ahora se resisten a la esperanza para protegerse.

Lo cierto es, que tal y como señalé en el “post” anterior, durante la pasada comisión de Urbanismo, (aquella en la que el concejal Llácer manifestó dolido su propia incompetencia), Pilar preguntó, entre otros asuntos, sobre los proyectos que el Ayuntamiento va a presentar para que sean financiados por el Plan E-2010, cuyo plazo finaliza el 4 de febrero.

El alcalde señaló que eso era algo que decidiría el equipo de gobierno, en la Junta de Gobierno Local de la que solo forman parte ellos (¡faltaría más!).

Cuando le recordamos que ese asunto tenía que traerlo a la de Urbanismo primero para que todos los grupos de la Corporación tuviéramos la oportunidad de conocer sus propuestas, presentar las nuestras y debatirlas, porque si no fuera así, el acuerdo de la Junta de Gobierno sería impugnable, y el plazo de presentación de solicitudes finaliza el 4 de febrero  … se encolerizó de tal modo (ni os imagináis cómo se pone cada vez que una de sus triquiñuelas le salen mal), que no volvió a abrir la boca.

Bueno, pués ya está servido el resultado: comisión extraordinaria y urgente de Urbanismo  para el lunes, para decidir en qué se gastará el Ayuntamiento los 712.000€ que el Plan-Zapatero2010, concede a Rocafort.

Propuesta: “la construcción de una Escuela Infantil Municipal”. ¡Bravo, bravo, bravo!

De verdad que me parece una propuesta acertada; ¡cómo no me lo iba a parecer si llevamos casi tres años denunciando la situación de la actual!

A saber: que no reúne las condiciones exigidas (por eso nunca, repito: nunca nos han enseñado los planos que enviaron a la Conselleria cuando pretendieron legalizarla, porque eran diferentes a la realidad que había), que no dispone de homologación para la cuarta aula porque no se ajusta a los parámetros de la Conselleria de Educación, y ya tuvieron que “tragar” con las tres anteriores, que no existe un estudio de cambio de uso del edificio, para contemplar las medidas de emergencia y seguridad que corresponde a un centro infantil … (recordad que la rampa para que los pequeños bajen al jardín sin peligro, se instaló hace un par de años; y que los cuartos de baño se acondicionaron hace un año …)

¡Cómo no nos va a parecer una idea estupenda que el Gobierno de España pague una Escuela Infantil Municipal en condiciones óptimas para Rocafort!

Pues eso, que aunque habrá quien piense que nada de lo que hagamos sirve,   podemos seguir demostrando que nuestro trabajo obtiene sus recompensas para la mayoría de nuestros vecinos y vecinas. Y estamos encantados de servirles (a los vecinos y vecinas, digo)

Anuncios