6 de febrero de 2010, sábado

Este peculiar binomio ha lanzado en varias ocasiones, una oferta que considero de interés general.

La hizo Navarro durante los plenos del pasado diciembre, y la secundó (¡faltaría más!) Llácer en el que se celebró el martes.

Para contrarrestar la crítica que hacemos al despilfarro -y la injusticia- que supone contratar “a dedo” a más del 60% de la plantilla, sin ofrecer las mismas oportunidades a todos los que están en su derecho a aspirar a un puesto de trabajo en el Ayuntamiento demostrando -con métodos objetivos- su mérito y capacidad, uno y otro se defienden de este modo:

Argumentan Llácer & Navarro que “el Ayuntamiento contratará a cualquier vecino de Rocafort que acuda a la puerta del Ayuntamiento a pedir trabajo, porque estamos para eso: para ayudar a todos los rocafortanos que no tienen trabajo por culpa de Zapatero”

Y sostienen: “Sí, los contrataremos a todos. […] lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo. A todos los que estén en la puerta del Ayuntamiento y pidan un trabajo, los contrataremos”

Ánimo a todos y a todas: se trata de un compromiso público adquirido por el equipo de gobierno local.

(Comprendo que es irritante; pero sobretodo me parece una insolencia terrible que se despachen con esos comentarios, sabiendo lo que realmente están haciendo con los contratos de trabajo)