14 de febrero de 2010. Domingo

Mañana se cumple la prórroga del plazo que la empresa BM3 había solicitado al ayuntamiento, para finalizar las obras en las calles más céntricas del municipio (Bonavista, Toledo, Trassagrario, plaza San Sebastián, plaza Mayor, López Trigo).

El alcalde la firmó por su cuenta y riesgo a principios de diciembre, para dar cobertura a una programación de las obras que no existía hasta el 29 de noviembre (¡!), y que nosotros llevábamos reclamando desde que fueron adjudicadas.

Mañana, 15 de febrero, las obras seguirán a lo suyo, que, desde luego, nada tiene que ver con el interés de todos.

Tengamos las cosas claras a partir de ahora, el objetivo del PP municipal es sólo uno:  amoldar la realidad a “la memoria de los electores”. Se trata, ni más ni menos, de alargar en lo posible las obras para que la solución esté lista a pocos meses de las próximas municipales.

Así ocurrirá con las calles que he nombrado; el Ayuntamiento ha preferido alargar en el tiempo las obras y con ello las molestias a los vecinos y la incertidumbre del tratamiento que dará a esas calle, para que todo esté finalizado más tarde, hasta el 30 de junio de este año.

Así ocurrirá con la ampliación del Centro de Salud, después de falsas promesas y de haber instalado un cartel, hace casi cuatro años, anunciando la inmediatez las obras: estará listo para inaugurarse pocos días entes del 29 de mayo de 2011.

Y así ocurrirá con la futura Escuela Infantil Municipal. El PP sabe que incumplirá el plazo ordinario que el Plan-E2010 ha marcado: 31 de diciembre de 2010, pero no importa porque lo que realmente les interesa es consumir el plazo extraordinario (hasta el 30 de junio de 2011) que le permitirá mantener las obras a la vista en campaña electoral. Ni la disponibilidad de los terrenos, ni un planteamiento serio del edificio, ni los números cuadrados para prestar el servicio, … nada de eso entra en los cálculos puramente electoralistas que manejan.

Dejar pasar el tiempo, confundir a los vecinos, provocar incertidumbre, mantener unas calles -Bonavista, Toledo, plaza San Sebastián, plaza Mayor, Trasagrario, López Trigo- en situación peligrosa para los peatones, y en pésimas condiciones para los comerciantes, no tiene la mínima importancia para los objetivos que persigue el PP local: que “la memoria” de los electores sólo recuerde lo que verá a partir de enero/febrero de 2011.

Mientras eso llega, el Ayuntamiento sigue jugando miserablemente con los vecinos y vecinas. La aparición, hace unos días, de los maceteros en medio de las calles Bonavista y Toledo, es un ejemplo.

Resulta ilustrativo para entender “su plan”,  escuchar los corrillos de vecinos, en los que unos y otros exponen los rumores/explicaciones que les han “inoculado” con precisión calculada.

Unos han sido convencidos, por fuentes municipales, de que los maceteros serán retirados porque “todo ha sido un error”; otros han sido informados, por las mismas fuentes, de que los maceteros se arrimarán a los bordillos de las aceras inexistentes; hay quien afirma, absolutamente confiado de que su fuente (municipal) es fiable, de que las calles serán de doble sentido (¿?) y por eso los dichosos maceteros están enmedio … una mujer me relata su conversación con el alcalde, en la que le dió por seguro que se podrá aparcar como siempre en su calle (Toledo) … otros se sienten tranquilos “porque oficialmente no se podrá aparcar, pero el acalde hará la vista gorda a quien se lo pida …”

Así diseña el gobierno local de mi pueblo la planificación de sus objetivos:  al margen de los intereses comunes y con una precisión de verdugo que asusta.

Anuncios