15 de febrero de 2010. Lunes

Afortunadamente, la Cultura que tejen valiosos profesionales de Rocafort sigue dando muestras de una salud excelente por mucho que el gobierno local, y el alcalde a su cabeza, consideren que más allá del límite de su propia miopía, sólo existe una panda de “intelectuales frustrados”.

¡Benditos intelectuales fracasados éstos, que, en menos de 48 horas, nos han regalado a todos la noticia de un Premio Internacional de Literatura, y 8 Premios Goya!

Me da ganas de salir a la calle con una sonrisa que diluya cualquier quebradero de cabeza ajeno, y decirle a cada persona con la que me cruce: “¡enhorabuena, vecino!”

Así deberían ser las cosas, creo yo, en un pueblo como en el nuestro; en el que cualquier día charlas con Antonio Moreno en la Papelería de Maribel, o un sábado tranquilo de sol y frío en la plaza de España, reconoces la risa de Daniel Monzón.

Hoy, en la resaca de la gran noche del cine español, a Daniel Monzón, mil gracias por su imprescindible Celda 211, que también es la nuestra.  ¡Enhorabuena, vecino!

Anuncios