17 de febrero de 2010. Miércoles

Decisiones (arbitrarias) del gobierno local:

 

Fecha y localización: 16 de febrero de 2010, en el vial público que conecta la urbanización La Bonaigua y otras, con el centro urbano.

Objetos identificados: Maceteros instalados por el Ayuntamiento

Descripción de la situación: cierre efectivo de la conexión de La Bonaigua, y otras zonas del municipio, con el resto del suelo urbano colindante (Santa Bárbara)

Motivos: Legales, no existen. Privados (del alcalde y del equipo de gobieno municipal), todos.

La Modificación núm. VIII del Plan General de Ordenación Urbana, promovida por la Sociedad Civil “Parque de Santa Bárbara”, fue aprobada definitivamente con los únicos votos del PP, el pasado octubre. Aún no ha sido publicada en ningún Diario Oficial, por lo tanto, dudo de su vigencia.

Esa Modificación pretende “otorgar” condiciones de privacidad extraordinaria a la urbanización Santa Bárbara; las razones que expuso el concejal de Urbanismo, Javier Almela (“Pipo“), en aquel pleno del 6 de octubre, fueron demoledoras para el resto de los vecinos de Rocafort:

“Vamos a ver: se cierran los viales para impedir que pasen vehículos porque resultan molestos, y para garantizar la seguridad de los residentes en Santa Bárbara”

(Desde luego, un argumento impecable en boca de un gestor anónimo, para los intereses privados de sus clientes; e inadmisible para un representante público y responsable del gobierno local, que debe velar por los intereses generales.)

Al margen de otras valoraciones, los hechos (objetivos) son los que son: ni está en vigencia la Modificación, ni la Diputación ha reorganizado los accesos de la CV-310 (cuestión importantísima, porque condiciona la aplicación de la Modificación).

Entonces, ¿por qué el Ayuntamiento ha cerrado los accesos de la noche a la mañana? ¿Quién o qué ha hecho prevalecer su “poder” por encima de la legalidad?

Sé que sigue habiendo incrédulos sobre los modos y las acciones del gobierno local, pero a la vista de estas fotos, la realidad es incontestable.

 (A destacar, la colocación de cámaras privadas para vigilar el acceso de los vecinos)

(A destacar: la invasión de una acera para ampliar un jardín privado)

(A destacar: la presencia de seguridad privada invadiendo la calzada)

Un Ayuntamiento honesto no debe convertir sus cálculos electoralistas en objetivo de sus decisiones de gobierno.  

Justo lo contrario de lo que nos pasa en Rocafort. Lamentablemente.