19 de febrero de 2010. Viernes

Supongo que “Aguas de Valencia” tendrá sus razones…

… pero, ése no es un problema que deba afectar a los bolsillos de los usuarios de Rocafort.

Y me explico (es largo, pero clarificador):

El origen:

El 1 de marzo de 2007 (tres meses antes de que se celebraran las pasadas municipales), “Aguas de Valencia” firmó el contrato con el Ayuntamiento para prestar el servicio público de la Red de Alcantarillado de Rocafort, a cambio de 650.000€ que ingresó en las arcas municipales.

[Se me ocurre: Si la memoria no me falla, por aquel tiempo comenzaron las obras para la instalación del césped artificial en el campo de fútbol. El cartel, imponente, tranquilizaba los ánimos de la directiva, de los jugadores y de los aficionados.]

El pliego de condiciones que aprobó provisionalmente el pleno en octubre de 2006, estaba incompleto (el acta da fe de ello). La aprobación definitiva de ese pliego, en el pleno de  diciembre de 2006, incluyó “misteriosamente” la parte que faltaba; sin embargo, nadie objetó.

______

El desarrollo:

  1.  En el pleno del 2 diciembre de 2009, el gobierno local propone una modificación del contrato de Alcantarillado (el que se firmó el 1 de marzo del año 2007)

Las condiciones iniciales del contrato establecían, entre otros, que el mantenimiento de la red corría a cargo de la concesionaria, que cualquier mejora en la red sería propuesta al Ayuntamiento, y que éste ejercería el control sobre sus actuaciones.

Sin embargo, la empresa pide un aumento de 1€ mensual a los usuarios, durante 10 años, para “mantenimiento de las infraestructuras -según reza un documento-, y/o para “acometer una gran obra”, según se desprende de otro. Las contradicciones entre uno y otro son notables.

El gobierno local dijo en el pleno: la empresa mejorarará la red de alcantarillado, y necesita 30.000€/año (300.000€, en total).

Nosotros preguntamos: ¿dónde está escrito ese compromiso? ¿De qué ámbito de actuación estamos hablando? Ustedes se niegan a enseñarnos el plano de la red municipal de alcantarillado, ¿qué criterio hay para acometer la renovación, y por dónde se empieza? Dígannos por qué hemos de pagar los usuarios el “mantenimiento de las infraestructuras”, que es una de la obligaciones de la adjudicataria, y aclárennos a qué “gran obra” se está refiriendo la empresa para reclamar a los usuarios 300.000e en 10 años.

        2.  El contrato de abastecimiento de Agua, data del año 1913. La inmensa mayoría de los municipios lo han modificado para ajustarlo a la normativa vigente que estima un periodo de 50 años como máximo, para las concesiones.

El PP presenta al pleno, el 2 diciembre de 2009, la modificación de ese contrato para satiasfacer lo que la empresa “Aguas de Valencia” le pide por escrito dos meses antes: la renovación de todos los contadores, con cargo a los usuarios. Pero ¡ojo!, la empresa propone una tarifa, y el alcalde firma una providencia (el 23 de noviembre de 2009) y decide aumentarla.

Ese mismo día (23 de noviembre de 2009), ocurre todo esto:

  1. El alcalde firma la providencia para iniciar el trámite de modicación del contrato y las tarifas (aumentando el precio que propone “Aguas de Valencia”)
  2. Se le notifica a la empresa
  3. La empresa recibe la notificación
  4. La empresa se dirige por escrito al Ayuntamiento y manifiesta su conformidad
  5. El interventor elabora su informe (favorable)
  6. El secretario elabora su informe (favorable)
  7. El concejal de Hacienda firma la propuesta para llevarla a la comisión de Hacienda
  8. Se convoca la comisión de Hacienda

El gobierno local, en el pleno del 2 de diciembre, dijo: la empresa quiere controlar el consumo de los usuarios; y actualmente existen en el mercado contadores más precisos para facilitarles la labor.

Nosotros argumentamos: si la empresa quiere optimizar el servicio que presta, que cargue a su cuenta de explotación la renovación de los contadores. Actualmente, estamos pagando ya un 66% más por tasa de consumo que otros municipios colindantes (Massarrojos, sin ir más lejos), ¿por qué hemos de ser los usuarios quienes paguemos un nuevo contador, en beneficio de la empresa, y del que además, seguiremos pagando un alquiler?

Resulta sorprendente, ¿verdad?
Pero hay más (no perdamos nunca nuestra capacidad de sorpresa):
El 10 de febrero de 2010, “Aguas de Valencia” publica un anuncio en el DOCV, que dice:

“Se informa para general conocimiento que por providencia de la Alcaldía [de Rocafort], de fecha 23 de noviembre de 2009, se establecen las siguientes tarifas por conservación de contador …”

Et, voilà! … las tarifas que publican no coinciden ni con la providencia a la que se refieren, ni siquiera con las que el pleno aprobó -con los únicos votos a favor del PP- el 2 de diciembre de 2009.

Por nuestra parte, y sin ningún afán de obstruccionismo, hemos presentado el escrito que inserto más abajo. Quiero pensar que el alcalde hará todo lo que esté en su mano, para impedir que “Aguas de Valencia” cobre esas tarifas.  Estoy segura de que la empresa está dispuesta a escucharle.