28 de febrero de 2010. Domingo

Mañana empieza la “Semana Cultural de la Mujer” en Rocafort.

Atentas, compañeras de género, porque aquí no hay más cera de la que arde.

Tras la lectura del programa que ha elaborado la concejala Ana Llorens, en colaboración con la asociación “Amas de Casa Tyrius”, la conclusión es desoladora: señoras, nosotras las mujeres somos un problema para el gobierno municipal.

Imagino a la concejala  devanándose los sesos para sacar adelante un programa de 7 días como el que ha anunciado:

Lunes, charla (“Miedos y Fobias”).

Martes, visita cultural a Alzira. 

Miércoles, concurso de repostería.

Jueves, concurso de parchís.

Viernes, comida de “Hermandad” 

 Sábado, Teatro.

Lunes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Misa.

Nada que objetar respecto a los objetivos que plantea una asociación privada (Tyrius), que contemplan los intereses de sus asociadas con el acento conservador que caracteriza a Tyrius. Por eso, comprendo las iniciativas que proponen. 

Pero, ¿y el Ayuntamiento? ¿a qué segmento de la población se dirige con este tipo de actuaciones?

¿De verdad que éste puede considerarse un programa MUNICIPAL, con carácter CULTURAL, destinado al consumo de las mujeres -de todas las mujeres- de Rocafort?

Las “Amas de Casa-Tyrius” formulan sus peticiones, el Ayuntamiento las convierte en oferta “cultural” para conmemorar el Día de la Mujer, la Diputación subvenciona, y asunto resuelto. ¡Qué alivio, Ana!

El conjunto de las mujeres de Rocafort no somos un problema, señora Llorens, por eso las charlas sobre insomnio (el año pasado), sobre fobias y sobre miedos, no debe considerarlas inevitables cuando piensa en nosotras.

No somos un problema, señora Llorens, y puede confiar en que, además de participar en concursos de respostería y de parchís, estamos perfectamente capacitadas para resolver de manera más valiente, novedosa y mucho más atractiva una Semana Cultural digna. Por eso, porque no somos un problema, una Misa no es la opción razonable que debe ofertarnos el Ayuntamiento (¡en el siglo XXI!) para conmemorar el 8 de marzo, Día de la Mujer.

No somos un problema, concejala Llorens, plantéeselo en serio.

Repita conmigo:

So-mos- mu-je-res, y – e-so- no- es -un- pro-ble-ma – que – hay -que – re-sol-ver -la- pri-me-ra -se-ma-na -de -mar-zo- de -ca-da -año. 

La mujeres de Rocafort somos eso:  mujeres, trabajadoras, amas de casa, madres, hijas, abuelas, nietas, paradas, viudas, separadas, divorciadas, solteras, jóvenes, maduras, ancianas;  y sobretodo, personas con aspiraciones, con ganas de divertirnos, con ganas de ser escuchadas, con ganas de participar; con libertad para decidir, para discrepar, para elegir … queremos saber, entender, compartir…;  y defendemos nuestros derechos frente a los ataques de quienes siguen considerándonos inferiores, raras, estúpidas, bobas, superfluas, frívolas,  insuficientes, desvalidas …

El problema no somos nosotras, señora Llorens, el problema es usted, ¡compañera de género!

Anuncios