8 de abril de 2010. Jueves

La realidad huele a podrido. Podríamos exclamar: ¡es lo que hay!, pero lo que hay a veces provoca miedo.

Al miedo no hay que vencerlo, hay que convencerlo; pero somos humanos y la resistencia a la Razón es tan natural como nuestra proclive inclinación a hacerlo.

Hay razones concretas que provocan una angustia paralizante, que es la que sostiene situaciones calamitosas:

– mantener un contrato de trabajo en el ayuntamiento, porque sólo depende de los deseos de quien tiene la facultad de rescindirlo en cualquier momento.

– lograr la matrícula de nuestro pequeño en la escuela infantil, porque sólo depende de la suerte o del silencio.

-aspirar a una plaza en los Talleres de Empleo, porque sólo depende de afecciones personales.

– contemplar el atropello a nuestros derechos fundamentales como vecinos (subvenciones, ayudas, limpieza viaria, tráfico, accesos, aparcamientos, planificación urbanística, infraestructuras, impuestos, tasas, Cultura, etc. etc.), porque reclamarlos se interpreta como una osadía frente al poder, y suele acarrear castigos.

Hay centenares de casos que pondríamos sobre la mesa cada uno de nosotros para demostrarlo. ¡Es lo que hay!

Estos días se está buzoneando un periódico mensual (“Gent de l’Horta”), con una interesante entrevista al alcalde.

En ocasiones, la realidad es tan dolorosa que provoca pavor conocerla. Por eso hay que convencer al miedo, y no limitarnos a vencerlo. Al respecto, es ilustrativo el párrafo que reproduzco de la entrevista, y que contiene, entre otras afirmaciones,  alusiones concretas a mi persona:

“[…] Estoy al frente de un ayuntamiento transparente, así lo ratifican los ciudadanos con la mayoría absoluta en cada legislatura.[…]

[los concejales socialistas] Intentan ensuciar la imagen de este Ajuntament diciendo que no es transparente, demostrando así que no aceptan la voluntad del pueblo que no quiso que estuviesen al frente del Ajuntament […]

Nunca se habló tan mal de Rocafort en los medios de comunicación por parte de una persona tan negativa para mi pueblo, Amparo Sampedro.

Con Amparo Sampedro nunca podremos llegar a ningún acuerdo, pues es una persona que piensa que en política todo vale. Miente, embauca y critica hasta a la iglesia y a las personas que tenemos fe, para posteriormente verla en misa y en las procesiones sólo con el fin de que la vean.

Critica e insulta a los trabajadores y técnicos del Ajuntament, esa es la verdera portavoz del Partido Socialista de Rocafort.

Supongo que el PSOE de Rocafort no contará con esta persona para las próximas elecciones. Una persona que trabaja para el Partido Popular en la diputación de Valencia, dejando al lado sus ideas políticas socialistas, porque para ella “la pela es la pela”. Es lo único que importa.”

Estremecedor.