15 de abril de 2010. Jueves

Así titulaba ayer Elvira Lindo su columna semanal en el diario El País: Resumiendo.

Lindo acertaba el título, porque en resumidas cuentas lo que cala, lo que permanece, lo que no hay forma de desembrollar con argumentos sesudos y técnicos, es lo que constituye el meollo de las cuestiones.

Resumiendo pués, aquí en Rocafort, la vida municipal que nos incumbe a todos transcurre por los cauces previstos a tenor de las circunstancias de quienes la gobiernan.

A saber: rumores interesados, rencillas personales, luchas de poder, despilfarro económico, silencio administrativo y cansancio ciudadano. Ingredientes suficientes para que este año que falta hasta las próximas elecciones municipales, sea insufrible para la inmensa mayoría de los vecinos.

Nada nuevo bajo el sol, porque de eso se trata: de hastiar al prójimo hasta conseguir el alejamiento de los ciudadanos, porque su participación activa puede alumbrar una masa crítica que demande explicaciones, que aporte soluciones, que busque respuestas y que reclame responsabilidad. En definitiva: el enemigo en casa, como piensan algunos.

Resumiendo: de eso se trata, de alimentar la resignación y facilitar la huida. «Al enemigo, puente de plata», reza el refrán.

Pero yo no desisto, hoy, esta tarde a las 8 en el salón de plenos del Ayuntamiento, tengo una cita con todos los vecinos de mi pueblo que quieran ser escuchados, informados y atendidos. No sólo es mi obligación, es, por encima de todo y resumiendo, el único compromiso político y de servicio en el que creo.

¿Me acompañas?