25 de junio de 2010. Viernes

Hay veranos como el que viste Amsterdam.

Son veranos de abrigo y mangas largas, que la gente disfruta sin descalzarse los pies ni descubrirse los hombros. Veranos de días larguísimos que animan las calles y de los que aprendemos que es posible ser feliz de otro modo.

De mis cumpleaños guardo recuerdos fantásticos, porque cada 25 de junio comprendo que ha valido la pena cada minuto del año que vence.

De éste, Amsterdam …

[rockyou id=157984985&w=426&h=320]

Y desde hace muchos, muchos veranos, Enric y Fiona …

Hoy, ha vuelto a ser mi felizzzzz cumpleaños.

Anuncios