19 de agosto de 2010. Jueves (ya viernes …)

La guinda de mi pequeño viaje de este verano ha sido una avería en carretera, un par de días en Granollers a la espera del fatal diagnóstico, y el regreso de madrugada hasta casa en un coche alquilado gentileza de la compañía de seguros.

¡Perfecto para una rápida descompresión!

Después de esto, el aterrizaje es pan comido.

Mmm … ¡por fin en casa!

Anuncios