Madrugada del 23 de agosto de 2010 (ya casi lunes)

He bajado a la plaza Mayor porque esta noche actúan varios grupos de Rock, patrocinados por el programa Sona la Dipu de la Dipuación de Valencia. Son casi las 2 de la madrugada, y apenas hay reunido un centenar de personas si cuento a los amigos y a los familiares de los jóvenes que ocupan el escenario.

El aspecto de la plaza entristece; y de camino a casa, paseo por un par de calles distintas  por si algo me recordara que estas deben ser las Fiestas Mayores de mi pueblo.

Prefiero esribir que en el Agosto de Rocafort, las mujeres se engalanan y se divierten. Celebran por todo lo alto la fiesta en honor a la Mare de Déu d’Agost.

Este año, Rosa Bargues, clavariesa Mayor, y el grupo de mujeres que con ella han organizado la fiesta de este año, han sacado a la calle su forma de celebrar lo que nos une.

Gigantescas albahacas … 

… bailes tradicionales …

Y horchata para todos los que hemos acudido a su llamada …

De este grupo de mujeres, y de sus maridos, me quedo con el año feliz que han vivido; me quedo con la alegría que transmiten, y comparto la admiración que sus hijos han demostrado hacia ellas cuando esta noche han asistido entusiasmados al paso de sus madres durante la procesión religiosa.

A Rosa, y a todas ellas, mi más sincera enhorabuena.

Y a Mª Carmen Estruch, clavariesa Mayor de 2011, todo mi ánimo para el año que comienza.

Anuncios