24 de septiembre de 2010. Viernes

Si algún día somos incapaces de recordar esta sencilla lista de palabras elegidas al azar, sin correspondencia interna que una sus significados, aún nos quedarán fuerzas para la emoción y la sonrisa aunque la perplejidad comience a anidar en nuestro cerebro para destruirlo con una parsimonia que asusta solo de pensarlo.

Eso me lo ha enseñado Pasqual Maragall, un hombre inteligente, culto y valiente, cuyos destellos de brillantez de su discurso político y de pensamiento no han sido pocos a lo largo de su vida.

¡Feliz fin de semana!

Anuncios