17 de noviembre de 2010. Miércoles

Esta misma semana, circulaba por Rocafort en dirección al by-pass. Al llegar a la entrada de la zona de Santa Bárbara, me sorprendió que un agente de la Policía Local estuviera parando a los vehículos; observé que tras intercambiar algunas frases con los conductores, algunos de ellos daban la vuelta.

Al llegar a su altura, el agente me reconoció e inmediatamente -sin mediar palabra- me indicó que podía seguir adelante. Se lo agradecí, pero paré el vehículo junto a él, bajé la ventanilla y le pregunté qué estaba ocurriendo …

Ya sé que los agentes de la Policía Local, en este caso como en muchos otros, se limitan a cumplir órdenes. El alcalde y el concejal delegado de Seguridad (Javier Almela), deciden que los dos policías locales de servicio en el municipio disuadan a los vecinos que pretendemos llegar al by-pass a través de determinados viales públicos, y ellos cumplen con su obligación: acatar la orden. Nada que objetar entonces a su obediencia.

Las objeciones no están en la labor de los Policías Locales, sino en el trabajo que se les ha asignado; y, por consiguiente, en las órdenes que han recibido.

Dudo que resulte imprescindible que la Policía Local (los 2 agentes que están de servicio a esas horas, y 1 vehículo), deba invertir su tiempo en desviar el tráfico para que los vecinos no crucemos por los viales (públicos) de Santa Bárbara, tanto para acceder al by-pass (a apenas 1 km) o a otras zonas al norte del municipio, como para regresar, desde esos mismo puntos, al casco urbano.

Es cierto que la Diputación de Valencia (propietaria de la carretera que ahora está en obras), ha marcado un itinerario alternativo (cruzando Campolivar por el cemeterio de Godella), para incorporarnos al by-pass 12 kms. más arriba.

Pero también es cierto que nada impide que los vecinos circulemos libremente por cualquiera de las calles del municipio.

Estoy segura de que la Policía Local es mucho más útil en otros servicios que salvaguarden la seguridad de todos. Quienes imparten las órdenes que cumple con diligencia este cuerpo de funcionarios, deberían saberlo.