7 de diciembre de 2010. Martes

La concejala Ana Llorens ha sido madre hace unos días, ¡mis felicitaciones!

Durante su baja por maternidad, cobrará íntegro su salario del Ayuntamiento, y, además, el que le corresponda por su empleo habitual en alguna empresa pública de la Generalitat.

Hay empleadas municipales que también han sido madres. Ninguna de ellas ha cobrado íntegro su salario del Ayuntamiento (les descuentan el 40%), y, desde luego, no trabajan en ninguna otra empresa.

Resumiendo, la concejala Llorens acumula dos salarios, y cualquier empleado municipal percibe el 60% del que tiene mientras dure su baja médica.

Hay otro dato: Ana Llorens, miembro del equipo de gobierno municipal, no sintió vergüenza alguna cuando votó a favor de ese injusto trato de favor que la beneficiaba directamente (a menos de cuatro meses de su baja). Los empledos municipales, me temo que sí.