Domingo 6 de febrero de 2011

(Artículo de opinión publicado en “La Gaceta de nuestra comarca”)

Alguien escribió: “Ver lo que tenemos delante de nuestros ojos, requiere un esfuerzo constante” (G.Orwell 1903-1950)

Comprender lo que está sucediendo en el Ayuntamiento de Rocafort parece sencillo, pero no es cierto; porque es necesario hacer un esfuerzo para desmontar el andamio sobre el que se ha construido una  realidad ficticia.

El gobierno local impone silenciar los problemas que provoca, (si no se habla de ellos, es que no existen); y califica de “enemigos”, entre otros disparates, a quienes los mencionan.

Hay ejemplos de todo tipo; si nombramos la nueva Escuela Infantil (cuyas obras están paralizadas a causa de un proyecto incorrecto y del abandono municipal en este asunto), el problema, para ellos, no es la situación en la que se encuentra esa obra, ni el sobre-coste alarmante que acumula, sino que hablemos de ello.

Si exponemos nuestras objeciones acerca de la solución final que han decretado para el Centro de Día, no les preocupa que el objetivo del Centro no es el que hicieron creer a los vecinos de Rocafort, sino que desvelemos sus contradicciones.

Si denunciamos la pésima gestión económica municipal, no les inquieta el despilfarro y la falta de control que la provoca, sino que demostremos que es posible planificar los recursos y racionalizar el gasto.

Si exigimos que no utilicen el miedo o la amenaza como práctica de relación, lo que les importa no es el daño que se inflige a las personas y a los colectivos actuando de ese modo, sino que se sepa públicamente.

Si advertimos de antemano de los errores en planteamientos urbanísticos, el problema, para ellos, no es que hubieran podido evitarse los desaciertos y no lo hicieron, sino que lo expliquemos.

Es grande el esfuerzo que se requiere en Rocafort para revelar lo evidente; pero nada de lo que está ocurriendo es inevitable, y, por lo tanto, nada nos obliga a tener que seguir soportándolo. Tan sencillo como decidir cambiar lo que es necesario para todos.

Anuncios