POLÍTICA EDUCATIVA MUNICIPAL (II)

El colegio San Sebastián es el único que tenemos adscrito al sistema público de Enseñanza, y sufre el abandono que no merece.

El dinero público ha de cubrir, en primer lugar, los servicios públicos, y el cole de Rocafort es prioritario.

Mantener el colegio en óptimas condiciones, brindar nuevos recursos técnicos, colaborar generosamente con el AMPA (y no solamente en el ámbito económico), cumplir rigurosamente con la obligación de atender las solicitudes de mantenimiento formuladas por la dirección y por el consejo escolar, y avanzarse a ellas elaborando un protocolo de atención ágil y eficaz; la gratuidad de los libros de texto, el aumento de las ayudas para Comedor, la propuesta de campañas comunes que comprometan a toda la comunidad escolar y al municipio, etc. etc., son algunas de las aportaciones que el nuevo Ayuntamiento no negará al colegio.

La peculiar concepción que el PP tiene de la Enseñanza Pública, y en particular el PP de Rocafort respecto al colegio San Sebastián, ha propiciado no solo el deterioro físico de las instalaciones, sino que ha hecho cundir el desánimo entre los usuarios. Imperdonable.

Las labores de mantenimiento son ineludibles; la colaboración con el AMPA es incuestionable; atender las solicitudes del consejo escolar y de la dirección, es inexcusable; la gratuidad de los libros escolares es un derecho con el que cuentan ya la gran mayoría de los municpios de la provincia; aumentar las ayudas para Comedor es obligado; elaborar campañas  que comprometan a la población en los impactos educativos que reciben los escolares más allá del recinto del colegio, es imprescindible. E impulsar una actuación urbanística que mejore el conjunto de sus instalaciones, es una obviedad en un edificio que ha cumplido ya 25 años de servicio ininterrumpido.

Lo que acabo de detallar es una parte del desarrollo que una Política Municipal Educativa eficaz ha de llevar a cabo.

En Rocafort no existe, pero es más urgente que nunca ponerla en marcha, dinamizarla y comprometerse en firme. Yo renuevo mi compromiso, tras escribirlo aquí varias veces durante cuatro años.

El cole San Sebastián es nuestra pequeña “joya”, la de todos.

¡Manos a la obra!

Anuncios