Martes 17 de mayo de 2011

…pienso que esto no es un juego, sino el momento crucial para decidir qué queremos que ocurra a partir del 22 de mayo y durante los siguientes cuatro años.

…pienso que todos los políticos no somos iguales y que no existe comparación posible que me aproxime a Sebastián Bosch o a Alejandro Llácer.

…pienso que Rocafort tiene todo el derecho a saber que existe un pacto entre Bosch y Llácer para repatirse la alcaldía a cambio del silencio de cada uno respecto a sus propias tropelías.

…pienso que si se han atrevido a manipular el padrón de habitantes para incorporar en el censo electoral a empleados municipales a sus órdenes, qué no habrán hecho todavía.

…pienso que si en un juicio (el pasado viernes) dos ex-policías locales declararon las coacciones y amenazas que recibieron para “maquillar” los datos de un gravísimo accidente laboral, de qué habrán sido capaces utilizando esos mismos métodos en otros casos.

…pienso que hay pruebas más que suficientes que demuestran en manos de quién ha estado el Ayuntamiento.

Y pienso que esto no puede seguir así porque nadie nos lo merecemos.

Esto es una emergencia local y hemos de tomárnoslo en serio. Hay que decidir: o sumamos todas las manos y somos útiles en el rescate o de nada ha servido conocer todo lo que ya sabemos.

Sin dudas, sin temores y con convencimiento. Ése es mi compromiso y os lo ofrezco sin reservas.

Estoy aquí para decirlo abiertamente porque eso es lo que pienso.

Anuncios