Martes 7 de junio de 2011

– La concejalía de Deportes y la alcaldía anunciaron hace más de un mes que la piscina abriría sus puertas el próximo sábado 11 de junio.
Pero…
  1. El alcalde firmó la adjudicación del contrato del servicio de mantenimiento de la piscina municipal y de socorrismo y vigilancia, el pasado viernes 3 de junio.
  2. La notificación a la empresa salió del ayuntamiento ayer lunes 6 de junio.
  3. El contrato establece que “con anterioridad al inicio de la temporada [la empresa] procederá a vaciar y limpiar en seco los vasos de las piscinas dándoles una imprimación anti-algas, operación que deberá estar finalizada con anterioridad al 31 de mayo de 2011
A la vista de la situación y en cumplimiento de mi deber como concejal del Ayuntamiento, esta misma mañana he solicitado al alcalde por escrito diversos informes que garanticen la seguridad, limpieza, salubridad y calidad óptima del servicio público de la piscina que él mismo -y el concejal de Deportes- han anunciado que pondrán en funcionamiento a partir del próximo sábado 11 de junio, a las 11 de la mañana.
– En una conversación que mantuvimos con el alcalde en funciones el pasado lunes 30 de mayo, le planteé estos dos asuntos urgentes: las obras de la nueva EIM y la Escuela de Verano. Él me aseguró que:
  1. Iba a solicitar inmediatamente la prórroga que necesita el Ayuntamiento para finalizar las obras de la nueva Escuela Infantil Municipal y garantizar la financiación íntegra del gobierno central. Pero… hoy, a las 13h., aún no la había solicitado. Ni él ni su concejal de gobierno con competencia en el área de inversiones y de Hacienda.
  2. Iba a contratar inmediatamente la Escuela de Verano para garantizar ese servicio con normalidad. Pero… hoy, a las 13h, aún no la había contratado. Ni él ni su concejala de gobierno con competencia en el área de Educación.
Esto es lo que parece y nadie se imagina cuánto me duele descubrirlo día tras día porque a quien se está dañando de verdad es a los vecinos de Rocafort.