Lunes 4 de julio de 2011

Lo necesitamos todos: un diagnóstico imprescindible para saber dónde estamos, qué tenemos y qué podemos hacer juntos.

En eso estoy, en eso estamos el nuevo gobierno municipal.

Es costoso -mucho más de lo que cabe imaginar- deshacer el enredo en el que hemos vivido durante años y al que ha acompañado una inercia que sobrecoge al verla de frente.

Sí hay palabras para describir la peculiar maquinaria que ha sostenido todo este monumental desorden, pero no voy a pronunciarlas.

Ahora de lo que se trata es de ofrecer soluciones razonadas y razonables en beneficio de todos los vecinos.

Ni más ni menos.

Por eso sólo os pido paciencia. Habrá datos y un análisis riguroso de la situación con soluciones, y lo haré con la prudencia y la garantía que merece el caso.

Ése ha sido mi compromiso y por ese compromiso estoy aquí.

Anuncios