Lunes 8 de agosto de 2011

Eso le faltaba al agosto de este año para confirmar su innecesaria existencia: la agostidad.

Y si no, que se lo pregunten al PP que  en  la EMTRE  acaba de “colocarnos” un aumento de la Tasa por el tratamiento de las basuras por la fuerza de los votos, que es como les gusta a algunos confundir las churras con las merinas.

A saber: convocatoria urgente un viernes 5 de agosto para resolver en el mismo día el dictamen de la comisión y la aprobación en la asamblea.

El voto ponderado de cada uno de los representantes de los ayuntamientos del área metropolitana nos deja a los pies de los caballos a quienes no somos la ciudad de Valencia que es quien tiene la sartén por el mango. Valencia y el PP con una única excepción: Paterna que ha votado en contra de esa decisión para perplejidad del resto de sus correligionarios.

Pagar los sobrecostes acumulados de las plantas de tratamiento a través de un aumento desproporcionado, injusto y discutible de la Tasa (TAMER) es la mejor solución que han encontrado los mismos que han generado esos sobrecostes.

Y hacerlo en pleno mes de agosto ha sido la mejor coartada que han encontrado.

(“Joder, qué tropa”)

 

 

Anuncios