Miércoles 31 de agosto de 2011

Agosto se rinde de puro agotamiento y redondea el verano por el que todos habíamos suspirado.

Se acabó agosto -decimos- y garabateamos una mueca de resignación.

¡No es para tanto, arriba ese ánimo que septiembre aún tiene mucho que contarnos!

(Bienvenidos a casa después del “Dia del gos”)

Anuncios