Martes y 13 de septiembre de 2011

Esto hay.

La Escuela Infantil Municipal tuvo un déficit, en el curso 2010-11, valorado por la Intervención municipal en más de 75.000€.

En el curso 2011-12, la Conselleria de Educación ha disminuido su subvención en 10.000€, por lo que, si todo sigue igual (ceteris paribus), el déficit previsto pare este curso será de más de 85.000€. 

El Ayuntamiento (todos los vecinos) asume ese coste, y, por lo tanto, está subvencionando a todos los alumnos/as por igual sea cual sea la situación económica y social de la familias.

Injusto.

La aportación de los padres es de 30€/mes y no variará durante este año porque es necesario analizar con detenimiento las diversas variables que componen la realidad familiar de cada alumno/a. Pero es evidente que la Escuela Infantil Municipal de Rocafort no puede seguir siendo la única que cobra un precio irrisorio (30€) por un servicio de calidad sin atender las circunstancias de quienes disfrutan de esa prestación pública.

En la reunión que he mantenido esta tarde con los padres y las madres de la EIM todos hemos estado de acuerdo en que 30€ es una cantidad insostenible para el municipio.

No hay más remedio que revisar ese precio, y lo haremos con prudencia, con sentido común y con responsabilidad. Porque todos los niños y las niñas son iguales, pero no todas las familias -y sus circunstancias- lo son.

Anuncios