Lunes 10 de octubre de 2011

Hay un panfleto en la calle que calienta los ánimos de quienes pueden sentirse desprotegidos por su contenido. Y no estoy hablando de mí, ni de los concejales del gobierno municipal ni del concejal de IxR que, con sus aportaciones y su apoyo, facilita los cambios y las mejoras que vamos introduciendo en la vida diaria de Rocafort.

Hablo de quienes de verdad están desprotegidos ante las falsas afirmaciones que ha distribuido, sin sonrojarse lo más mínimo, el portavoz del PP (concejal de Hacienda entre 2003 y 2011; y también concejal de Cultura entre 2007 y 2011). Hablo de los vecinos.

Hubiera sido de agradecer que quien, por su condición de concejal de la oposición, dispone de toda la información que solicita y de aquella otra que, sin requerirla, se le facilita (¡cuánto hubiera agradecido yo todo eso durante los últimos 4 años!), hubiera sido de agradecer -digo- que en lugar de tergiversar la información de la que dispone la hubiera ofrecido tal y como realmente es y que, con absoluta libertad, hubiera explicado sus discrepancias.

Nada más limpio y nada más interesante para todos los vecinos.

Sin embargo, ha optado por la única fórmula que anima al hartazgo general: la estridencia que provocan las falsedades más burdas.

Una lástima, sí. Una verdadera lástima.

¿Es necesario explicar lo evidente?… Me temo que sí. Todavía.

1. La contratación de un despacho de expertos en Administración Local para colaborar con los técnicos y el gobierno municipales en materias diversas como contratación de servicios básicos, análisis económico y financiero, emisión de informes, elaboración de pliegos y asistencia personal (técnica y jurídica) en todos los aspectos que conforman el ámbito municipal así como la defensa en juicio del ayuntamiento, es necesario.

La situación en la que se encuentra el ayuntamiento urge de asistencia técnica especializada, al menos durante un tiempo, para resolver problemas enquistados y avanzar en soluciones.

Está contratado hasta el 31 de diciembre y su coste mensual es de 3.500€ (incluidos los honorarios de representación en juicio).

Hasta ahora, pagábamos a dos -e incluso tres- despachos diferentes de abogados una mensualidad entre los 1.200€ y 1.400€ (a cada uno) y se abonaban aparte los informes jurídicos que emitían así como sus honorarios cuando representaban al Ayuntamiento ante los Tribunales. No existía asistencia técnica de ninguna otra índole.

2. Cuento con dos personas como personal de confianza; ambas, contratadas siguiendo escrupulosamente lo establecido en la Ley de Bases de Régimen Local y el Estatuto Básico del Empleado Público. Ocupan exactamente las plazas que anteriormente ocupaban la esposa de un miembro de la candidatura del PP y la hija de la “encargada” de la Casa de Cultura, y también miembro de la candidatura del PP.

Esas dos personas fueron contratadas como personal de confianza del anterior equipo de gobierno: nada que objetar.  Y fueron seleccionadas con idéntico sistema al aplicado en esta ocasión: el exigido en la administración pública para los puestos denominados “funcionarios de confianza” (contratos que decaen en el momento que cesa quien los nombró)

No existe ninguna diferencia económica entre las percepciones de quienes ocuparon esas plazas anteriormente y la de quienes las ocupan actualmente. La suma es de 2.448€ (brutos)/mes (entre ambos).

3. El único concejal con sueldo en el Ayuntamiento es el 1r. teniente de alcalde, Víctor Jiménez. Su nómina mensual (en bruto) es de: 1.715€/mes. Y su dedicación horaria supera las 50 horas semanales.

Anteriormente disponían de sueldo con cargo al Ayuntamiento el alcalde y 5 de sus concejales. Con una nómina mensual de los 6 que llegó a alcanzar los 9.000€.

4. Todos los concejales de la corporación actual (sea cual sea el grupo político al que pertenezcan), con la excepción del 1r. teniente alcalde, cobramos una indemnización por asistencia a comisiones de 40€ y de 50€, en el caso de los plenos (ya sean ordinarios o extraordinarios).

Yo misma percibo la misma indemnización por formar parte de la comisión de Urbanismo (y ser también la responsable de esa área), que Alejandro Llácer, Carla Navarro y José Antonio González, por asistir y participar en ella: 40€.

Mensualmente se celebran 4 comisiones de gobierno (JGL), 1 comisión de Urbanismo, 1 comisión de Hacienda, 1 comisión de Actividades ciudadanas, 1 comisión de Acción social y 1 pleno.

Por lo tanto nadie, en ningún caso, alcanza los 400€ mensuales.

5. Todos los vecinos de Rocafort pueden jugar a tenis y a pádel en el polideportivo municipal. ¡Faltaría más!

(igual que siempre)

6. El vaso y las paredes de la piscina municipal deben repararse para la próxima temporada. Por lo tanto, pagar el mantenimiento del agua (1.800€) para tener que vaciarla hubiera sido un gasto innecesario.

7. El debate acerca de la Bolsa de Trabajo formalizada en enero de 2008, los defectos de las Bases que la regularon, y el hecho de que haya permanecido en un cajón -inexplicablemente- durante casi 2 años, formalizando 102 contratos de trabajo temporal arbitrariamente y sin recurrir a ella durante todo ese tiempo, ya no da para más.

8. Tres ex-empleadas han recurrido sus despidos por improcedentes. Pero será un juez quien lo decida.

En esos casos, se concatenaron contratos temporales (ilegales) desde 2003, 2006 y 2007, respectivamente. Una situación provocada (a sabiendas de sus probables consecuencias) por el anterior gobierno municipal; y muy especialmente por Sebastián Bosch  y Alejandro Llácer, alcalde y responsable de Hacienda, respectivamente.

Y será este gobierno municipal quien tenga que asumir las consecuencias de su gestión.

9. La Escuela Infantil Municipal mantendrá su precio en 2012. En algunos casos se revisarán las aportaciones de los padres porque se tendrán en cuenta sus circunstancias económicas y familiares.

10. Nadie ha quitado la bonificación del 30% del IBI a la familias numerosas. El pleno acordó ajustar las clases y características de la viviendas que se bonifican en cumplimiento del art. 74.4 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales.

Todas las familias numerosas son iguales, es cierto. Pero no lo son las viviendas en las que residen cada una de ellas y el IBI es un impuesto sobre la vivienda.

¿Era necesario explicar todo esto? … me temo que sí. Al menos, para que los vecinos no se sientan desprotegidos ante la avalancha de falsedades que se han vertido.

Como siempre, los documentos y expedientes que corroboran lo que he escrito están a disposición de los vecinos.

¡Feliz semana!

Anuncios