Viernes 14 de octubre de 2011

Las decisiones difíciles hay que afrontarlas y no pueden demorarse más de lo necesario.

Quienes me conocen saben que reclamé una y otra vez la apertura en condiciones del Centro de Día (cuya obra finalizó en abril de 2007)

Quienes me conocen saben que durante 4 años pedimos en innumerables ocasiones el estudio de viabilidad económica y su repercusión sobre los bolsillos de los vecinos, así como la rentabilidad social del proyecto.  Y nunca obtuvimos un solo papel sobre esos asuntos.

Quienes me leen saben que fue en el verano de 2008 (5 años después de que el anterior gobierno municipal ideara el proyecto de construir ese recurso) cuando todos supimos que se contemplaban únicamente 20 plazas en una inversión que rondaba los 500mil euros.

Quienes me han seguido hasta aquí conocen que hay decenas de “post” que he dedicado al Centro de Día, a sus previsibles problemas a la hora de entrar en funcionamiento, a las evidentes deficiencias de su planificación como recurso asistencial, a los errores de los pliegos de condiciones para su concesión, a la barbaridad que suponía implantar una Tasa de 900€ para que los vecinos accedieran a él (y solo 20 plazas).

Tras analizar los documentos económicos que la intervención municipal ha elaborado ahora, y que nunca antes habían sido requeridos por el ex-alcalde Bosch, el ex-concejal de Hacienda, Llácer y la ex-concejal de Servicios Sociales, Lloorens, y tras comprobar que nunca existió un plan de viabilidad previo a la licitación de ese servicio, ni un análisis de la rentabilidad social de ese recurso analizando -necesariamente- la proyección de la población y el estudio de necesidades, ahora… hay que tomar una decisión con todos esos datos (tremendos) sobre la mesa.

El coste económico anual del Centro, con cargo al presupuesto municipal, es de más de 135mil euros.

El presupuesto municipal de 2011 (aprobado en mayo de 2011) hinchó los ingresos del Centro de Día y no quiso prever que esa “falacia” significaría la imposibilidad de pagar las facturas que remitía el centro mensualmente al Ayuntamiento (unos 14mil euros mensuales)

De las 10 plazas concertadas con la Generalitat (una decisión de última hora del anterior gobierno municipal para intentar enmascarar lo que ya se sabía que era insostenible), sólo han sido ocupadas 3. Y nadie sabe cuándo pagará la Generalitat su aportación.

De las 10 plazas municipales hay ocupadas 5, subvencionadas a su vez por el propio Ayuntamiento en un 75% (excepto una, al 50%)

De las 12 plazas vacías, el Ayuntamiento abona a la empresa concesionaria del servicio un 60% de cada una de ellas.

Insostenible e injusto para todos los vecinos que sufren las carencias de una mínima estructura de los servicios sociales básicos mientras hemos de destinar casi 14mil euros mensuales para pagar el Centro de Día.

El próximo martes 18 de octubre, a las 20h, se celebrará un pleno extraordinario con un único punto en el Orden del Día: la resolución de mutuo acuerdo del contrato de gestión del contrato del Centro de Día.

Todos los informes que avalan la decisión de resolver el contrato (tal y como propone el gobierno municipal con el apoyo de IxR), estarán a disposición del público asistente que también podrá intervenir.

Antes de llegar a este punto, han sido muchas las reuniones con la empresa adjudicataria a la que agradezco la comprensión de la situación.

Y a las familias afectadas, con las que me he reunido personal e individualmente, les agradezco también sus manifestaciones sinceras que me ayudaron a reafirmarme en esta decisión tan difícil para todos.

Todas ellas cuentan ya con soluciones para aliviar los problemas que ha provocado la pésima gestión de un recurso que nunca debió abrirse de manera tan irresponsable.

No ha sido fácil, nada fácil. Cierro la semana con una decisión tomada por la mayoría de los concejales que forman las comisiones de Hacienda y de Acción Social (PSOE e IxR), y que se defenderá públicamente el próximo 18 de octubre.

Los concejales del PP presentes también en ambas comisiones, se han limitado a abstenerse. Solo deseo que el sentido común les haga reaccionar. Tienen días y datos suficientes para hacerlo. Porque ahora sí disponen de los análisis de ese servicio con los que hubieran evitado a tiempo este despropósito.

Anuncios