Domingo 29 de enero de 2012

 

Otro domingo espléndido para compartirlo con los vecinos.  Se han plantado decenas de cipreses para rodear parte de la valla de la piscina municipal que convertirá esa zona en un lugar más reservado para los usuarios.

Los niños y los adultos que han participado han dejado escrito su nombre en la cinta que acompañará al árbol durante su crecimiento.

Colaborar en la plantación de la valla vegetal que podremos disfrutar todos es la mejor manera de iniciar a los niños (¡y también a los adultos!) en el compromiso de crear y mantener lo que nos une.

¡Feliz domingo!

 

 

Anuncios