Viernes 10 de febrero de 2012

A quien miente no le importa el daño que causa a los empleados públicos, a la institución de la que forma parte, a los sistemas de acceso a la función pública establecidos en el marco legal, a los vecinos de cualquier signo político y a los escépticos, a las empresas que participan libremente en procesos limpios de contratación y a sus trabajadores.

Quien miente compulsivamente activa la indignación de mucha gente y la publicación de La Roca -folleto ¿informativo? del PP de Rocafort- lo ha vuelto a conseguir. No es una buena noticia para quien firma semejante panfleto.

Anuncios