Miércoles 15 de febrero de 2012

 

Se llama Mar. Nació ayer por la tarde.

Cuando se disponía a hacerlo, empezó la comisión de Hacienda y lo consiguió mientras se desarrollaba una junta de portavoces. Mientras ella empujaba para ver la luz, yo recorría el mismo camino para intentar lograr una cosa parecida.

Se llama Mar, la conocí pasadas las 10 de la noche y bregaba contra el pecho de su madre para buscar su lugar en este mundo. ¡Pura vida!

Se llama Mar y es la primera nieta de mi marido.

La emoción ante un acontecimiento tan hermoso no la nubla nada ni nadie.

Anuncios