Lunes 26 de marzo de 2012

Una denuncia formulada por el concejal del PP Sebastián Bosch contra mí ha sido admitida por un Juzgado de Moncada.

El relato de los hechos:

Un gabinete de abogados, contratado por el gobierno municipal anterior para la defensa del sr. Bosch en la causa penal por el accidente de los dos trabajadores municipales ocurrido en diciembre de 2004,  envió al ayuntamiento la documentación que incluía la factura de esa defensa con cargo al Ayuntamiento.

A la vista de su contenido, la secretaría y la intervención municipal determinó el trámite a seguir teniendo en cuenta que el Ayuntamiento no debía pagarla.  Y se remitió por los cauces habituales -en manos de funcionarios responsables y conocedores de sus obligaciones- a quien debía hacerse cargo de ella.

La situación es rocambolesca porque Sebastián Bosch me ha denunciado por “revelación de secretos” por el hecho de que la factura le fue notificada y remitida en cumplimiento del trámite establecido en una administración normal y dictado por los funcionarios habilitados para ello.

No lo entiendo y tanto él como el partido que sigue manteniéndolo en sus filas a pesar de su condena, saben que no hay ninguna explicación razonable.

Solo lamento una cosa: que quienes se afanan en hacer cundir la alarma citando artículos del Código Penal, aventuren fallos judiciales para desatar la desconfianza y sembrar las dudas. Elucubrar es fácil, pero extremadamente peligroso en muchos casos.

En 2008 ocurrió algo parecido. En aquel momento, el gobierno municipal encabezado por Sebastián Bosch (y Alejandro Llácer, Carla Navarro y Agustín Aliaga, que hoy siguen siendo concejales) pretendió cerrar este blog por “revelación de secretos”. Fui imputada por ello y el auto de sobreseimiento de la causa zanjó el asunto.

Estoy muy tranquila y sigo trabajando duro en lo que de verdad importa a todos los vecinos: resolver la situación económica y organizativa del ayuntamiento para poder salir adelante.

Mi tranquilidad es, necesariamente, la que debe sentir la inmensa mayoría de los ciudadanos de este bendito pueblo.

Anuncios