Jueves 19 de abril de 2012

¿Sigo?… ¡Sigo!

1. No es cierto que la nueva web municipal haya costado 6.000€ (¡qué atrevimiento llegar a a firmar algo así!) Es cierto que el diseño de la nueva web municipal costó 3.000€ + IVA

2. No es cierto que el diseño de las webs de otros ayuntamientos haya sido gratis. Es cierto que el diseño de una web (alojada en el “sitio” que sea) tiene un coste.

3. No es cierto que la Diputación diseñe gratuitamente las webs municipales. Es cierto que la Diputación ofrece una plataforma gratuita para alojarlas. Es cierto que la nueva web municipal de Rocafort está alojada en un servidor que no es de la Diputación (como otras muchas) con un coste mensual de 10€

4. No es cierto que el mantenimiento de la web municipal cueste más de 1.000€ mensuales. Es cierto que el “volcado” de los nuevos contenidos, la organización de la información y su traducción, así como el ajuste de sus herramientas para acelerar su publicación costó 1.000€ porque no había ni tiempo ni ningún funcionario -y he dicho funcionario- capacitado técnicamente (en el más estricto sentido de la palabra) para hacerlo. Es cierto que tras ese trabajo inicial (una única factura), el mantenimiento diario de la web corre a cargo de los propios concejales y de determinado personal, sin coste adicional alguno.

¿De verdad es cierto que sea necesario seguir desmintiendo tantas barbaridades?  No, ni es cierto ni es necesario.