Miércoles 25 de abril de 2012

Mañana jueves se abre el plazo de solicitudes para la inscripción en la nueva Escuela Infantil Municipal y finalizará el 4 de mayo (viernes).

Las Bases de acceso pueden descargarse de la web municipal, o bien solicitarlas en en la Casa de Cultura o en el edicifio central del Ayuntamiento.

A partir del 9 de mayo se abrirá un plazo de 10 días hábiles para que los solicitantes que no hayan presentado toda la documentación exigida puedan subsanar su falta. Y, una vez publicadas las listas provisionales, se abrirá un plazo de alegaciones.

Por primera vez, tanto los requisitos como las Bases han sido redactados con los informes favorables de la secretaría general y la intervención municipal y aprobados legalmente en una Junta de Gobierno Local. Ese trámite garantiza seguridad jurídica a todas las familias aspirantes.

Es posible que muchos vecinos consideren insuficiente el plazo si lo comparan con el de años anteriores, pero lo que está claro es:

  • Que a los 7 días hábiles para la presentación de solicitudes se añaden otros 10 días (hábiles también) para subsanar y/o completar la documentación que se exige. Y que, además, habrá 3 días hábiles más para presentar alegaciones.
  • Que en años anteriores NUNCA se marcaron los plazos que, legalmente, asistían a los derechos de las familias aspirantes.
Y…
  • Que en años anteriores NUNCA existió un comité de valoración que justificara técnicamente la admisión o no de los aspirantes.

Ahora quizá vuele por los aires el empecinamiento de algunos en negar la evidencia: la imperiosa necesidad de que el ayuntamiento cuente con técnicos de administración general para complementar la labor de los dos habilitados estatales imprescindibles que cumplen con sus obligaciones reservadas según la legislación: la secretaría general y la intervención municipal.

Si el ayuntamiento hubiera contado con personal técnico de administración general -el famosos TAG- estas Bases, por ejemplo, hubieran sido publicadas mucho antes porque las funciones de unos y otros (habilitados estatales y técnicos), no son las mismas. Otros muchos temas pendientes ya estarían resueltos.

Afortunadamente, tanto la secretaría general como la intervención municipal conocen y comparten esta opinión y colaboran decididamente en resolver las situaciones que diariamente exceden a sus funciones con una carga de trabajo adicional que no les corresponde.

Afortunadamente también, en breve, el ayuntamiento contará con un TAG (funcionario interino) y su trabajo agilizará la gestión de muchos asuntos fundamentales.

Afortunadamente.