Jueves 26 de abril de 2012

Son pasadas las 12 de la noche y no salgo de mi asombro… el pleno ha terminado hace apenas 15 minutos.

Todos los asuntos fueron informados previamente en la comisión informativa de Hacienda. En ella están representados todos los grupos municipales. El PP (Alejandro Llácer y Carmen M. Fernández) no formularon ni una sola pregunta acerca de lo que allí se trató, ni solicitaron aclaración a sus posibles dudas, ni expusieron sus discrepancias ni aportaron propuestas para mejorar, por ejemplo, la modificación de la Tasas que allí se propusieron.

Silencio. Un silencio absoluto que rayó la displicencia. 

Sin embargo, hoy en el pleno, han agotado a propios y extraños con actitudes disparatadas (y habituales) y una arrogante comportamiento con el que pretendían aleccionar a la secretaria general  y al interventor municipal en sus funciones… lo que ha quedado claro, sin embargo, ha sido su desconocimiento de la normativa legal y del procedimiento administrativo (¡después de 16 años gobernando el ayuntamiento!)

Pero lo increíble ha sido lo que ha llegado después:  en la modificación de la Tasa para el uso de las instalaciones deportivas hacen una propuesta para reducir el precio de acceso a la piscina a los parados, la aceptamos el resto de concejales y ¡ellos la votan en contra!

No dejo de repetírmelo: “¡están locos estos romanos!” (¡Gracias Obélix!)

Yo dormiré tranquila, no sé si ellos podrán hacerlo…


Anuncios