Lunes 7 de mayo de 2012

Mayo se abre a la esperanza. Es cierto.

Europa llevaba semanas cambiando tímidamente su discurso porque la previsible victoria de Hollande en Francia obligaba a revisar las palabras… ¡oh, las palabras!

Hace unos días ya escuchamos que el crecimiento no puede sucumbir a los ajustes… ya escuchamos que no hay salida posible a todo este desastre si la drástica rebaja del déficit impuesta por el eje franco-alemán (Merkel/Sarkozy) no permitía un respiro para que el consumo despertara y pudiera activarse el crecimiento.

Lo que Rubalcaba preconizaba el pasado mes de noviembre, no era un discurso hueco… el futuro estaba a la vuelta de la esquina: Europa ha revisado sus frases intimidatorias y Francia ha dado el primer paso.

¡Bienvenido sea otro Mayo francés!


Anuncios