Viernes 7 de septiembre de 2012

Siempre es una lástima echar a perder la oportunidad de enmendar los errores cometidos.  Pero cuando esos errores han afectado directamente a todos los vecinos del  municipio al que se pretendía servir (?), además, debería ser de obligado cumplimiento el propósito de enmienda.

No hay manera.

Hoy, los concejales del PP han perdido esa oportunidad.  Si por ellos (y por el sentido de sus votos en el pleno de hoy) hubiera sido, Rocafort no habría recuperado las obras pendientes desde 2007 y con ello las subvenciones garantizadas por la Diputación.

– La reforma del antiguo Casino (3 obras que debieron ejecutarse en 2007, 2008 y 2009)

– La rehabilitación integral de los vestuarios del campo de fútbol y del polideportivo (para cuya licitación y ejecución disponían de 5 años)

– La construcción de las pistas y la rehabilitación de los vestuarios del colegio público (que debieron licitar y ejecutar en 2010)

– La adecuación de aseos y accesos de las antiguas escuelas (que debieron licitar y ejecutar en 2009)

– La renovación de alumbrado de diversas calles (que debieron licitar y ejecutar en 2007)

etc. etc…

Es una lástima, es cierto; porque esta era otra ocasión para demostrar que están dispuestos a arrimar el hombro y salir adelante juntos.

Es una lástima comprobar -¡otra vez!- que si por ellos hubiera sido, todo seguiría como antes… es decir, poco trabajo y un sueldazo mensual espectacular por el simple hecho de existir (unos 10MIL euros/mes)

Sí, es una verdadera lástima. Pero es lo que hay después de lo que hubo…

No importa, levantemos la cabeza y sintámonos orgullosos todos los que hoy hemos conseguido sacar adelante todas las obras pendientes.

¡Es una buena noticia para Rocafort!

(¡Feliz fin de semana!)

Anuncios