Sábado 27 de abril de 2013

Basta ya de tonterías y de alarmar sin fundamentos. ¡Basta ya!

Que el propio portavoz del PP en el Ayuntamiento, Alejandro Llácer,  airee un documento interno que pone de manifiesto la falta de planificación en materia de Personal del gobierno municipal del que él formó parte hasta mediados de 2011…tiene su “gracia”.

Que sea él -que conoce de primera mano el “problema” porque forma parte de él-  el que ahora intente alarmar a los vecinos recordando que su propia incompetencia no permitió dotar a la nueva Escuela Infantil de personal razonablemente suficiente para atender las nuevas instalaciones al prever únicamente 6 plazas en la última Oferta de Empleo Público (octubre de 2010), cuando la nueva Escuela Infantil que diseñaron iba a disponer de 6 aulas y se necesitaba un mínimo -según la propia Conselleria de Educación- de 7 profesionales… tiene su “gracia”.

O su memoria es flaca o su capacidad de cinismo no conoce límites.

Que el propio portavoz del PP en el Ayuntamiento, Alejandro Llácer, acuse al actual gobierno municipal en un diario (Levante-emv, edición impresa de de ayer 25 de abril, página 18) de “haberse ampliado  el número de aulas de la Escoleta pero no la plantilla” (sic)sabiendo como sabe que él y su gobierno de entonces no planificaron las necesidades reales y aprobaron y publicaron una Oferta de Empleo Público (en octubre de 2010, en plena construcción de la nueva Escoleta) con únicamente 6 plazas, lo que impide que ahora -tras el RD Ley de 30 de diciembre de 2011 del Gobierno de España- puedan cubrirse las que se necesitan para mantener el servicio en las mejores condiciones (porque ese RD-Ley permite sacar únicamente las plazas que consten en la última Oferta Pública de Empleo del Ayuntamiento)… tiene su “gracia”

Y es que este hombre, licenciado en Derecho y abogado de profesión, baraja y reparte las leyes  como si se tratara de un juego organizando  a su medida la gran ceremonia de la confusión.

Que durante el pleno del jueves discurseara en contra de declarar la Escuela Infantil municipal como servicio esencial o prioritario y así resolver el problema pudiendo crear una Bolsa de Empleo social para personas con dificultades económicas y sociales y contratar el personal auxiliar necesario de manera absolutamente legal… tiene su “gracia”

Es decir, que cuando se plantea una solución viable que puede resolver el problema de falta de personal y, además, conceder la esperanza de un empleo mínimo a quienes están más desesperados, este hombre prefiere mantener un discurso de enfrentamiento.

Que en ese mismo discurso planteara como solución que, en lugar de crear esa Bolsa de Empleo, se cerraran  2 aulas… tiene su “gracia”

Y es que Llácer, en lugar de sumarse a las soluciones decide multiplicar los problemas. Cerrar 2 aulas de las 6 existentes en el proyecto que él mismo defendió y aprobó, por el hecho de haber sido incapaz de planificar la dotación de personal de una manera razonable ante unas nuevas instalaciones, dice de él mucho más de lo que imagina.

Que también a lo largo de su intervención señalara que luchará contra la Bolsa de Empleo social que pretendemos constituir porque -según él- no debemos contratar a nadie como manda el Gobierno de España y si lo hacemos será “para meter a los amigos”… tiene su “gracia”.

Que este hombre, licenciado en Derecho y abogado de profesión, sea incapaz de entender tanto el RD-Ley como las copias de los informes jurídicos que se le han facilitado sobre el asunto y que, además, afirme con total impunidad que esa Bolsa servirá “para meter amigos”… explica claramente de lo que sí es capaz: de tergiversar lo que lee a medias y de acusar a los demás de lo que él mismo protagonizó durante sus 8 años al frente de la concejalía de Hacienda, cuando el gasto municipal en contratos temporales de personal en fraude de ley, sin convocatoria pública y totalmente discrecionales rondó los 5Millones de euros.

Que a renglón seguido, y blandiendo el informe de la directora de la EIM, a voz en grito me exigiera que contratara inmediatamente a “25 personas o a las que hiciera falta” (sic) -“a dedo”, claro- para solucionar el problema de la falta de personal en la EIM… cuando minutos antes me había amenazado con recurrir una  Bolsa -con todas las garantías jurídicas- para resolver la situación… tiene su “gracia”.

Y es que este hombre, portavoz del PP en el Ayuntamiento licenciado en Derecho y abogado de profesión, no tiene remedio.  Como alcaldesa, lo lamento. Pero como vecina  y ciudadana lo considero inaceptable.

Que,  a continuación, a la vez que se ponían en evidencia sus contradicciones, preparara la manera de huir del debate provocando su expulsión del pleno por sus continuas faltas de respeto y su interrupciones… también tiene su “gracia”.

Sin embargo, la “gracia” de sus actuaciones tiene un límite y no soy yo quien acota ese límite  sino el marco legal que debería conocer como licenciado en Derecho y abogado de profesión.

Como alcaldesa solo le pido una cosa: para resolver los problemas, ¡únase a las soluciones!