Martes 4 de junio de 2013

Pasados unos días desde la celebración del último pleno y cumplida la fase de descompresión que me impongo para lograr un relato menos vehemente, aquí regreso.

Varios de los puntos del Orden del Día fueron aprobados por unanimidad y eso me alegra.

En uno de ellos, la Moción presentada por Víctor Jiménez (portavoz del PSPV-PSOE) y José Antonio González (portavoz de IxR), con motivo de la eliminación, por parte de la Conselleria de Sanidad,  del servicio nocturno de la ambulancia que cubre los municipios de Godella, Rocafort y una parte importante de Burjassot, el PP, de boca de su portavoz, aceptó aprobar las propuestas de acuerdo si se eliminaba del documento cualquier referencia a recortes, a reducción de personal sanitario, a reducción de servicios básicos, etc.

Es decir, y como él mismo afirmó, que si de la Moción desaparecía cualquier connotación política y las siglas de su partido, el PP, que gobierna la Generalitat, estaban dispuestos a votar a favor.

Los partidos que forman el equipo de gobierno municipal (PSPV e IxR) volvieron a demostrar sus ganas de llegar a acuerdos para que la voz de Rocafort y, por lo tanto, la del Ayuntamiento, sea unánime a la hora de exigir que se repongan los servicios esenciales que nos han sido arrebatados, en este caso en materia de Sanidad.

Y, ambas formaciones políticas (PSPV e IxR) admitieron eliminar del texto los motivos por los que Rocafort no cuenta con ambulancia en horario de 21h a 09h, desde el pasado mes de marzo.

Esas ganas de llegar a acuerdos y de trabajar juntos para superar unas circunstancias especialmente adversas, no encuentran respuesta cuando el equipo de gobierno le solicita al PP que recapacite y que apoye la aprobación de un extrajudicial que incluye el reconocimiento de los casi 290.000€ que faltan -sobre la deuda total de 1millón36Mil euros- de la expropiación de la parcela de santa Bárbara.

Es inexplicable, ya lo sé; y por eso resulta asombroso: una deuda que contrajeron sin haberla consignado jamás en el presupuesto (desde 2007) y de la que ahora no quieren saber nada…

También hay otros asuntos que resultan inexplicables y me asombran: para el PP no es urgente sacar la concesión de los bares del Polideportivo y de los Jubilados.

Por eso, el pasado jueves votaron en contra de la urgencia y esos puntos no pudieron incluirse en el Orden del Día.

De nada sirvieron mis explicaciones: la Mesa de Contratación declaró desiertos ambos procedimientos el lunes 24 de mayo, había que elaborar los informes preceptivos y fiscalizar los expedientes. Los informes estuvieron listos el mismo jueves a las 15,30h y el interventor los fiscalizó durante la tarde del jueves para que el pleno pudiera avanzar en estos contratos.

Pero el PP y Sebastián Bosch, concejal no adscrito, consideraron que los nuevos procedimientos de licitación podían esperar. (Prefiero no relatar la exposición de motivos del portavoz del PP, Llácer; Sebastián Bosch no defendió su postura)

El gobierno municipal perdió la votación y esos puntos se tratarán en un pleno extraordinario convocado para el próximo jueves, 6 de junio, a las 20h.

Sí, asombroso pero cierto.

Anuncios