Domingo 2 de febrero 2014

…y el pleno pasó.

Afortunadamente, está grabado y todos los vecinos pueden verlo. Por lo tanto, todo lo que escribo aquí no es más que el relato de lo sucedido y mis apreciaciones personales que señalo en rojo.

  • La sesión comenzó con una intervención mía en recuerdo de Floreal Silvestre, alcalde de Rocafort entre 1987 y 1992. A continuación, un minuto de silencio. Invité a los concejales presentes a intervenir.

Lo hizo el concejal Sebastián Bosch, que durante aquellos años trabajó -desde en la oposición- con Floreal. Sus palabras fueron de reconocimiento a su labor y de respeto y agradecimiento hacia su persona.

  • Las actas correspondientes a las sesiones del 25 de julio y el 10 de septiembre (ambas de 2013), fueron aprobadas por unanimidad.
  • Tras ese punto, dí cuenta de los decretos firmados en el periodo comprendido entre el anterior pleno ordinario (26 de diciembre de 2013) y la convocatoria de éste. (Este punto no se somete a votación. Los concejales disponen de todos los decretos y pueden hacer sus preguntas en el punto correspondiente)
  • En el punto dedicado a información genérica municipal, expliqué estos dos asuntos:

1. Lo sucedido con las ayudas de los Libros de Texto para el curso 2013-14:

Un error administrativo, es decir, del procedimiento llevado a cabo, es el origen de lo que ha pasado. Se aplicaron unos baremos que no eran los aprobados por el pleno.

Se abrirá un nuevo proceso para corregir ese error. Esas ayudas se cobrarán en el curso 2013-14.

Lo que no está nada claro es que el Ayuntamiento pueda prestar esas ayudas para el curso 2014-15, porque la Ley 27/2013, de Racionalización y Sostenibilidad de la administración local (conocida como la ley de la Reforma Local), elimina esa posibilidad.

2. La entrada en vigor de la ley conocida como “Reforma de la administración local” y su repercusión en nuestro ayuntamiento.

La nueva ley elimina el artículo 28 de la LRBRL; es decir, que elimina cualquier servicio que el ayuntamiento pueda prestar para satisfacer la necesidad de los vecinos, si estos no están contemplados en sus competencias.

Hemos pasado de una Ley que permitía a los ayuntamientos hacerse cargo de aquellos servicios a los que otras administraciones no llegaban -por desidia o por falta de recursos- a una Ley que prohíbe la prestación de servicios que correspondan a otras administraciones. Basando su posible prestación a objetivos económicos y de estabilidad presupuestaria.

En estos momentos, la gran mayoría de los habilitados nacionales y técnicos de la Administración siguen esperando instrucciones del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para resolver los problemas que conlleva la aplicación de esta nueva Ley dadas las impreciosiones en su redacción y la complejidad de los mecanismos que pretende poner en marcha sin haberlos desarrollado.

  • El punto siguiente, una Moción presentada por el portavoz del grupo municipal Socialista, Víctor Jiménez, y por el del grupo municipal IxR, José Antonio González,  en nombre del Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de la CV (CERMI CV), rechazando la aplicación del Decreto de la Generalitat que obliga a que los usuarios de los centros y servicios de atención a personas con discapacidad aumenten sus aportaciones.

El portavoz de IxR, José Antonio González, defendió la moción basándose en que la aplicación de ese Decreto de la Generalitat empobrecerá a los usuarios y choca contra los derechos humanos y la promoción de la autonomía personal que defiende la Ley de la Dependencia del año 2006.

Además, señaló, todos los grupos municipales habían recibido la misma petición por parte del Comité de  Representantes de Personas con Discapacidad; consideró, por ello, la oportunidad de que todos, sin entrar en cuestiones partidistas, apoyáramos la retirada de un Decreto de la Generalitat que solo conseguirá hundir más a uno de los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

El concejal no adscrito, Sebastián Bosch, también defendió la Moción y se mostró contrario a los recortes que se están llevando a cabo en Sanidad, Educación y Dependencia.

La concejal del PP, Carla Navarro, habló en nombre de su grupo municipal. Alabó el trabajo de CERMI CV, se mostró a favor de las personas con Discapacidad, quiso dejar claro que no era una Moción del PSPV e IxR sino una petición formulada por CERMI (cosa que ya había dicho el concejal González y que quedaba claro en el texto de la Moción) y a partir de ahí casi me resulta imposible relatar qué dijo.

Fue tal el embrollo en el que se convirtió su discurso que el propio Llácer se tapó la cara para reírse. Me molestó, lo reconozco. Un asunto como el que se estaba tratando no merecía una carcajada por muy delirante que fuera la intervención de Navarro.

Después, solo logré entender que Navarro quiso convencer al respetable de que ese Decreto se había firmado porque lo obligaba la Ley de Dependencia de Zapatero (?); incluso se atrevió a señalar algunos artículos.

Después de cargar contra Zapatero (?)  y pretender convertirlo en el culpable (?) del Decreto del Consell, Carla Navarro anunció que el PP votaría en contra de la Moción.

Intervino el portavoz del PSPV, Víctor Jiménez, y enumeró los centros de la comarca que están sufriendo esa situación insostenible marcada por el Decreto del Consell y habló sobre lo que está significando para los usuarios.
También le señaló a Navarro que los artículos que había citado de la Ley de Dependencia que según ella obligaban a dictar ese Decreto, solo hablaban de la formación necesaria para las personas que prestaran sus servicios a las Personas con Discapacidad.  (y, por lo tanto, se lo había inventado)

Le recordó a Carla Navarro el enorme malestar de alcaldes de su propio partido (PP),  lo que había obligado al president de la Generalitat a reunirlos para tranquilizarlos. Reiteró lo dicho por el concejal González, que no era una cuestión de partidos sino de Personas y de Solidaridad.

José Antonio González cerró el turno de intervenciones. Explicó de nuevo los motivos que habían de tenerse en cuenta y le solicitó al PP que dejara aparte su postura partidista para poder defender a las Personas.

Carlota Navarro solicitó un segundo turno de intervención. Se lo concedí. Y habló, pero de verdad que soy incapaz de relatar qué dijo. Llácer volvió a reírse.

Nadie quiso responder a sus palabras; es imposible entablar un debate cuando las palabras están vacías, las frases inteligibles no existen y solo se pretende enredar el asunto

Votos a favor de que las Personas con Discapacidad no hayan de soportar más costes por el uso de los servicios que necesitan:  8 (PSPV-PSOE, 6;  IxR, 1; concejal no adscrito, 1)

Votos en contra:  4 (PP)

Quiero señalar que en muchos ayuntamientos, los concejales del PP  no han actuado como aquí en Rocafort.

Por lo que se puede afirmar que Alejandro Llácer, Carmen Serrano, Agustín Aliaga y Carla Navarro, se muestran personalmente de acuerdo con que las Personas con Discapacidad hayan de acarrear con el 90% del coste de los centros y servicios que necesitan. Quedando, en muchos casos, fuera del sistema porque no pueden soportar ese gasto.

  • A continuación, otra Moción presentada por el portavoz Socialista y el portavos de IxR, en contra del anteproyecto de Ley del aborto.

Víctor Jiménez  consideró este anteproyecto de Ley un retroceso de más de 30 años en los derechos conseguidos por las Mujeres, que pone  en peligro su salud e ignora la capacidad de decidir sobre su propia maternidad. También señaló que rompe el consenso que la actual ley en vigor (de 2010) cosechó en el Congreso de los Diputados.

Añadió que esta nueva ley nos situará a la misma altura que otros 3 estados europeos: El Vaticano, Andorra y Malta; y que no existen ni razones jurídicas ni sociales ni médicas que justifiquen la reforma que plantea el Gobierno. Lo que sí existe, dijo, es un interés especial del PP para congratularse con las posiciones más ultraconservadoras aunque eso signifique apartarse del compromiso democrático de gobernar para todos.

Sebastián Bosch intervino para defender su posición: el aborto es un asesinato -dijo- y las mujeres tienen derechos pero cuando tienen una vida dentro ya no tienen derecho a decidir. Se declaró católico, apostólico y romano y contento de coincidir con El Vaticano en esta nueva ley.

José Antonio González se mostró totalmente de acuerdo con la Moción firmada; añadió datos que muestran que los abortos -tras la ley de 2010- han disminuido y que retroceder en ese aspecto es cercenar los derechos alcanzados por las Mujeres: su libertad para decidir como mujeres y como madres, decidir sobre su salud.

Alejandro Llácer dijo intervenir como portavoz y a título personal, y que si algún otro miembro quería intervenir lo podía hacer. Navarro le interrumpió y señaló que si necesitaba ayuda allí estaba ella. Fue la primera vez que le llamé la atención por interrumpir y le pedí que dejara hablar a su portavoz. Siguió hablando en voz baja, enfuruñada.

Llácer también se declaró católico y practicante y mantuvo su posición a favor del anteproyecto de Ley de Gallardón porque -según él- no podía consentirse que una niña de 16 años fuera a abortar sin ni siquiera decírselo a sus padres (sic)

Abundó en el hecho de que con la Ley de 2010 se había roto el consenso logrado con la primera Ley del Aborto de 1983 (olvidó decir que en aquella ocasión la antigua AP. convertida después en el PP, votó en contra)

Incidió sobre el asunto de las chicas de 16 y 17 años y dirigió una frase lamentable a Víctor Jiménez a propósito de su hija y que no voy a repetir.

Defendió los derechos del “nasciturus” y también los de la mujer.

Víctor Jiménez cerró el turno de intervenciones recordándole que el Código Civil dicta que la personalidad jurídica -sujeto con todos los derechos- existe a las 48 horas del nacimiento.

Manifestó también que existe un clamor de la sociedad para que el Gobierno haga frente al paro y a la recesión económica, pero desde luego no para que cambie la ley del aborto. Porque la actual Ley se ciñe plenamente a la normativa legal europea en esta materia y no plantea ningún problema para el conjunto de la sociedad española.

En el segundo turno de intervenciones solicitado por el PP, Llácer dijo que había que  reflexionar sobre la incidencia psicológica  en una niña de 16 años que puede ir libremente a abortar sin decírselo a sus padres.

En su turno, el concejal José Antonio González, recrimó al PP que estuvieran más preocupados por los no nacidos que por los nacidos; y les recordó que acababan de votar en contra de los derechos de las Peronas con Discapacidad.

En los mismo términos se expresó el concejal Jiménez y lamentó que a los concejales del PP de Rocafort le preocuparan más los derechos de los no nacidos que los de las personas que estaban sufriendo situaciones muy dolorosas. Les pidió que reflexionaran y que hicieran lo que otros muchos compañeros suyos de partido habían hecho en otros Ayuntamientos: votar en contra de este anteproyecto de Ley.

Antes de la votación, tomé la palabra para aclarar que no es cierto que una niña de 16 años pueda abortar libremente sin necesidad de decírselo a sus padres.

Esa niña recibe la atención psicológica y médica necesaria antes de tomar la decisión, porque en muchas ocasiones decírselo a sus padres puede provocarle un trastorno mayor o una paliza tal que pone en riesgo su propia vida.

¿Cómo se debe sentir una niña de 16 ó 17 años para tener que callar ante sus padres? ¿De qué tipo de padres hablamos? ¿De padres dispuestos a escuchar y a ayudar? ¿O de padres incapaces de comprender el problema de su hija?

Las mujeres no abortan por placer, abortar es uno de las decisiones más dolorosas que pueden adoptar. Este anteproyecto de Ley nos considera  incapacitadas para decidir sobre nuestra salud, nuestra vida y nuestro cuerpo. Y como futuras madres, no nos permite que nosotras, las madres, decidamos los mejor para quien ha de ser nuestro hijo.

¿Cómo se atreve el Gobierno a juzgar nuestra decisión y convertir en delito lo que para algunos es un  pecado?

Divorciarse no es obligatorio; pero es un derecho al que pueden acogerse las personas (sea cual sea su posición religiosa e ideológica)

El aborto no es obligatorio; pero es un derecho al que pueden acogerse las Mujeres (sea cual sea su posición religiosa e ideológica)

Votos en contra del anteproyecto de Ley del aborto: 7 (PSPV-PSOE, 6; IxR, 1)

Votos a favor del anteproyecto de Ley del aborto: 5 (PP, 4; concejal no adscrito, 1) (la concejala Navarro interrumpió la votación porque quería explicar su voto. La amonesté por ello porque sabe que las votaciones no pueden interrumpirse y que eso es motivo suficiente para la expulsión. Siguió hablando. Le dije que su posición ya había sido defendida por su portavoz. Elevó la voz -¡otra vez!- y le advertí que era la segunda vez que le llamaba al orden)

 Mañana más…

Anuncios