Jueves 3 de julio de 2014

 

Las familias de cuarenta y tres muertos y los cuarenta y siete heridos siguen esperando respuesta de la Justicia y de los responsables políticos.

Hoy se cumplen 8 años y el accidente del Metro de Valencia sigue siendo una vergüenza pública que la sociedad valenciana no hemos sabido resolver (¡como tantas otras!)

Año tras año, muchos nos hemos sumado al dolor de las víctimas acudiendo a la cita del 3 de Julio en la plaza de la Virgen; varios miles han aprendido a comprender su indignación a través de las noticias que difundían los medios de comunicación (excepto Canal-9) y centenares de miles compartieron su rabia cuando Jordi Évole -en la Sexta-  emitió el primer programa de investigación periodística en TV sobre el asunto.

En las Cortes Valencianas, la oposición lleva 8 años denunciando las mentiras, el montaje de comisiones de “investigación” , la indecencia de los actores políticos cuya responsabilidad es evidente…

 

 

 

Esa Valencia que oculta a sus muertos, que esconde a sus víctimas o intenta comprarlas; la Valencia que ofrenda glorias a España a costa de sus propias vergüenzas, la que no permite una queja porque dice habernos situados en el “mapa” (y ya sabemos en cuál); la que se golpea el pecho en Misa diaria y es incapaz de reconocer el dolor ajeno que provoca…

 

 

¡En fin!, esa Valencia que se siente satisfecha porque cree que el silencio y el tiempo todo lo cura y no hay mal que cien años dure…

…esa Valencia hoy tampoco sentirá dolor y podrá dormir a pierna suelta como viene haciéndolo a costa de nuestra vergüenza y de nuestro dinero.

 

(¡Joder, qué tropa!)

 

Anuncios